Usa tu móvil en el coche para grabar accidentes

Seguramente alguna vez hayas visto como la gente ha podido grabar algún accidente mientras conducía, y aunque puede que hayas pensado que lo habían grabado en ese momento mientras sujetaban el teléfono, lo cierto es que era gracias a instalar una Dash Cam en su coche. Por suerte, si te sobra un móvil antiguo por casa y no sabes qué hacer con él, es hora de que empieces a usarlo como cámara para tu vehículo.

Lo cierto es que necesitaremos tener en cuenta una serie de aspectos, como el simple hecho de conocer su legalidad en España. Y no solo eso, sino que tendremos que saber dónde colocarlo, ya que si lo hacemos de una manera incorrecta nos podría caer una sanción de tráfico de la DGT. Por tanto, estos serán todos los puntos que deberás tener en mente a la hora de utilizar un teléfono como Dash Cam.

¿Es legal en España?

Nos encontramos con que el uso de la Dash Cam en otros países dentro del coche no solo es legal, sino que incluso es hasta obligatorio por el Gobierno de esa región, y todo con el fin de evitar posibles fraudes a los seguros, entre otras cuestiones. En el caso concreto de España, llevar una cámara en el salpicadero está permitido. Eso sí, siempre que esté colocada de forma que no reste visibilidad al propio conductor del coche. De no ser así, podría ser objeto de multa.

A esta anterior, hay que sumarle otra posible infracción, que será incluso peor. En concreto, esta sanción estaría relacionada con el hecho de tocar este dispositivo durante la circulación, es decir, si por cualquier motivo tuviéramos que recolocarla o apretar algún botón de la cámara o se intentase alcanzar la misma con la mano, la acción podría ser denunciada.

Colocar el móvil en el coche

Y no solo hay que tener presente estos dos últimos aspectos, sino también la Ley de Protección de Datos (LOPD), ya que tenemos que saber que cualquier grabación de personas o cualquier información que permita determinar su identidad, como una cara o una matrícula de un vehículo, estaríamos incurriendo en un delito. Además de que esta acción se atribuye únicamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, es decir, son los únicos que cuentan con esta competencia.

Por lo tanto, se podrá utilizar una cámara en un coche, pero tendrá que ser para uso privado y no podrá compartirse en la red, ya que estaríamos atentando contra la privacidad de las personas que aparecen en los vídeos. Aunque se podrán utilizar dichas imágenes en diferentes momentos, como en el caso de que tengamos un accidente. En cambio, aquellas matrículas o personas que aparezcan deberán aparecer completamente difuminados. Además de que el dispositivo siempre deberá apuntar a la carretera y no a otros lugares de la vía pública, como las aceras.

Las apps que necesitas

Si cuentas en tu poder con un teléfono viejo al que quieras sacar partido, ya que llevas sin utilizarlo desde hace mucho tiempo, estas apps lo convertirán en una cámara de vigilancia para tu coche. Para conseguirlo, os traemos algunas de las mejores aplicaciones para que lo podáis transformar a la perfección en una Dash Cam.

AutoGuard

Esta primera aplicación será una buena opción, aunque solo está disponible en Google Play, por lo que necesitaréis contar con un móvil Android para descargarla. Con esta herramienta de software de terceros contaremos con una variante gratuita que nos ofrece la posibilidad de grabar vídeo en diferentes tamaños, además de poder registrar aceleración, latitud y velocidad. Incluso, nos dejará limitar el espacio que pueden ocupar las distintas grabaciones que se almacenen en la memoria del teléfono.

AutoBoy Dash Cam

La segunda de las aplicaciones que os recomendamos es AutoBoy. En este caso, estamos ante una aplicación más sencilla, que nos permite grabar en vídeo todo el recorrido desde que arrancamos hasta que paramos el coche, siempre y cuando el smartphone esté conectado a una fuente de energía para que no se quede sin batería. Además, nos dejará configurar el ciclo de grabación, así como una función que eliminará los archivos de vídeo. Y en este caso, también la encontraremos únicamente en la tienda de apps de Google.

App de Dash Cam para el móvil

Car Crash Recorder

Dashcam – Car Crash Recorder es una excelente app de grabación de vídeos de conducción que nos permitirá registrar clips en bucle, pero lo mejor de todo es que al detectar un impacto o un frenado fuerte, guardará el minuto exacto en el que ha sucedido de manera automática. Pues, por ley, no podremos almacenar todas las imágenes que grabe nuestro teléfono móvil como cámara para el coche. Sin embargo, esta opción solo está disponible en la App Store:

Usa estos accesorios

Para poder colocar el teléfono como cámara dentro del vehículo no solo necesitaremos contar con el software apropiado, sino que también será más que necesario disponer del accesorio óptimo para poner el smartphone en el coche. Para ello, os traemos dos opciones.

Soporte de Uvertoop

Lo mejor de este primer accesorio es que podremos colocarlo en diferentes partes del vehículo, tanto en el salpicadero de nuestro coche como en la propia luna. Aunque más adelante veremos dónde tendremos que colocarlo para que no nos multen. Esta opción de Uvertoop tiene un precio de 19,99 euros, pero es una buena compra al ser compatible con smartphones de 4 a 7 pulgadas. Además, el soporte nos dejará girar hacia arriba o hacia abajo 270 grados para encontrar el ángulo perfecto. Y se instalará fácilmente, ya que se adhiere gracias a su fuerte ventosa.

Soporte del móvil para el coche

Soporte de Wolffilms

Para poder usar el smartphone como Dash Cam, también será necesario contar con un soporte que permita mantener nuestro móvil fijo durante un viaje. Más que nada porque necesitaremos que la grabación sea lo más estable posible. Esta opción de la marca Wolffilms tampoco está nada mal, además nos costará menos, pues tiene un precio de 10,99 euros. Y al igual que en el caso anterior, cuenta con una ventosa para adherir el soporte al parabrisas del vehículo, pero en esta ocasión será posible rotar 360 grados el soporte para grabar el vídeo. Este accesorio es compatible con smartphones con hasta 6 pulgadas.

Soporte de móvil para el coche

Cómo colocarla

Después de saber que apps y soportes necesitaremos ya podremos pasar a colocar nuestro teléfono como sensor en nuestro vehículo. No obstante, tenemos que saber que no puede grabar continuamente. Además, tan solo tendríamos acceso a dichas imágenes en caso de que hubiéramos tenido un accidente o hubiéramos sido testigos. Además, deberemos colocar una etiqueta en la ventanilla del coche que indique que contamos con una cámara dentro del vehículo.

Ten en cuenta que para que esté siempre activo el teléfono, será indispensable que no se quede sin batería, por lo que necesitarás tener una funda con batería o conectarlo directamente al mechero o USB del vehículo para que esté cargando continuamente cada vez que arranquemos el coche.

Después es el momento de pasar a colocar la Dash Cam en el interior del coche. Lo primero será encajar el móvil en el soporte (os pueden servir alguna de las dos opciones anteriores), luego tendremos que ajustar este accesorio con teléfono en el salpicadero del coche o incluso en la luna delantera. Sin embargo, tiene que ser en una zona que no nos quite visibilidad al conducir, básicamente porque podrían multarnos de ser así. Por último, abre alguna de las aplicaciones que os hemos dejado. A partir de ahora, ya tendrás una cámara en tu vehículo, y sin que te sancionen.

¡Sé el primero en comentar!