El Samsung Galaxy S5 es el smartphone de gama alta de este fabricante puesto a la venta en febrero de 2014, lo que le hace tener cerca de 3 años y, a pesar de sus grandes características de hardware, estar descontinuado y abandonado. La última versión de Android que ha sido liberada para este dispositivo es Android 6.0.1 Marshmallow, sin embargo, aunque Samsung ya no de soporte a este dispositivo, aún es posible seguir utilizando este dispositivo, gracias a desarrolladores independientes que siguen desarrollando roms no oficiales basadas en las últimas versiones del sistema operativo de Google.

Aunque a estas alturas ya existen varias roms basadas en Android Nougat para el Samsung Galaxy S5, una de las más importantes que nos permite sacar el máximo provecho a este dispositivo es CyanogenMod 14.1, la última versión de la rom desarrollada y mantenida por este grupo de desarrolladores. Aunque aún se encuentra en fase Nightly, y puede contener errores, esta rom se actualiza a diario con el fin de que, poco a poco, vaya siendo más estable, libre de errores, y permita a los usuarios sacar el máximo provecho de sus dispositivos.

A continuación, os vamos a enseñar cómo podemos instalar esta rom basada en Android 7.1 Nougat en el Samsung Galaxy S5. Antes de continuar con el proceso, lo primero que debemos hacer es descargar la última build de CyanogenMod 14.1 desde su página web principal. Como ya sabremos, CM no incluye por motivos legales las aplicaciones de Google, por lo que, para utilizarlas, debemos descargarlas e instalarlas desde la siguiente página web.

Una vez descargadas ambos archivos, los copiamos a una tarjeta de memoria SD y empezamos con el proceso.

Preparando nuestro Samsung Galaxy S5 e instalando un recovery

Igual que en ocasiones anteriores, lo primero que debemos hacer es una copia de seguridad de todos nuestros datos ya que lo más probable es que durante el proceso los perdamos todos. Una vez hecha dicha copia de seguridad vamos a habilitar las funciones de desarrollo de nuestro dispositivo siguiendo los siguientes pasos:

Una vez que nuestro dispositivo está preparado debemos instalarle el recovery a través del cual instalaremos nuestra nueva rom basada en Android 7.1 Nougat. Esto podemos hacerlo de dos formas:

La primera forma, algo más manual, es descargar la última versión del recovery TWRP desde el enlace anterior y, además, descargar ODIN para flashear a la fuerza este recovery. A continuación, entraremos en modo DOWNLOAD de nuestro dispositivo y, desde ODIN, instalaremos el fichero “twrp-3.0.2-2-klte.img” descargado desde el primer enlace.

Si hemos utilizado ODIN en ocasiones anteriores ya lo sabremos, pero, de no ser así, es recomendable desmarcar la opción “Auto Reboot” para evitar problemas y garantizar la instalación del recovery.

La segunda forma es aprovechando el proceso para hacer root, el cual podemos ver en el siguiente manual:

Una vez que hemos instalado el recovery con ODIN, apagamos nuestro dispositivo manteniendo pulsado el botón de “Power” y lo encendemos de nuevo manteniendo pulsados los botones “Volumen Arriba + POWER + HOME”, soltando las dos últimas cuando veamos las letras azules en la parte superior de la pantalla.

Instalar CyanogenMod 14.1, basada en Android 7.1 Nougat, en el Samsung Galaxy S5

Antes de empezar a instalar esta rom debemos hacer un wipe completo al dispositivo para eliminar cualquier dato o configuración que pueda dar problemas con nuestra nueva ROM. Para ello, desde el recovery, pulsaremos sobre “Wipe” y haremos un “Factory Reset” con formateo de datos continuado de un Wipe de las particiones “cache, system y data”, continuado de una reparación de la caché de las particiones, todo ello desde el apartado “Wipe > Advanced Wipe”.

A continuación, pulsamos sobre “Install” y buscamos en la tarjeta SD externa la rom de CyanogenMod 14.1 descargada y la instalamos en nuestro dispositivo. Una vez finalice, también podemos aprovechar, antes de reiniciar, para instalar las Gapps.

Ya tenemos nuestro Samsung Galaxy S5, un teléfono con cerca de 3 años de antigüedad, ejecutando la última versión de Android 7.1 Nougat gracias, una vez más, a desarrolladores independientes como CyanogenMod.