El Motorola Razr más veterano se actualiza a Android 11

Los móviles plegables cada vez van teniendo más peso en el mercado. Tanto en formato de libro como de concha, un formato en el que Motorola fue pionero con su Razr. Ahora este carismático teléfono está recibiendo por fin su actualización a Android 11, la última versión del sistema operativo de Google para este terminal.

Hace unos meses nos preguntábamos qué estaba pasando con las actualizaciones a Android 11 de los móviles Motorola, y es que la verdad iban un poco lentas, todo hay que decirlo. Ahora parece que incluso los móviles más exclusivos de la marca están recibiendo su merecida actualización.

El Razr de 2019

Estamos hablando de las versión del Razr más clásica, la que se lanzó allá por 2019, antes del modelo con 5G que se estrenó el pasado año. Ahora es la versión más veterana la que está recibiendo la nueva versión del sistema operativo. Este modelo llegaba en su momento con Android 9 Pie al mercado, recibiendo después Android 10. Por tanto es de esperar que esta actualización a Android 11 suponga la última de sistema que reciba este modelo de 2019.

Motorola Razr

De momento parece que la actualización está llegando a los usuarios de estos teléfonos en Estados Unidos, pero es lógico pensar que no tarde mucho en llegar esta actualización a los modelos de todas las regiones. Junto con esta actualización encontramos también el parche de seguridad del mes de julio de 2021. Por tanto el teléfono queda completamente actualizado tanto en sistema como en parches.

Un móvil carismático

Este teléfono se convirtió en el primero de formato concha con pantalla flexible, antes de los Flip de Samsung. Un teléfono que sin duda sorprendía por su aspecto, aunque sus características no sean las más espectaculares, tan siquiera en el momento que se lanzó. Su pantalla flexible era una P-OLED de 6.2 pulgadas, con resolución de 876×2142 píxeles, mientras que en la parte externa había otra de 2.7 pulgadas con 600×800 píxeles. Un formato premiado por su gran diseño y que sin duda se ha convertido en todo un icono de la industria. Eso sí, lejos de ser un móvil de alta gama, este teléfono llegaba con unas características de gama media.

Motorola Razr

Con un procesador Snapdragon 710, 6GB de memoria RAM o 128GB de almacenamiento interno. Además la cámara contaba con dos sensores, uno de 16 megapíxeles y otra de profundidad. Mientras que en la parte externa había otra de 5 megapíxeles. La batería era inusualmente pequeña para hoy, con una capacidad de solo 2510mAh, pero que parece era suficiente para su rendimiento. Recordemos que con este formato el espacio para la batería se reduce muchísimo. Si cuentas con este modelo de 2019, puedes recibir Android 11 en cualquier momento.