Los portales ADSLzone.net y Movilzona.es publican el III Estudio de velocidad 3G en España con más de 600.000 muestras recogidas en la web Testdevelocidadmovil.es y en la aplicación “Test de velocidad” que está disponible para iPhone y Android. Los datos analizados corresponden a las mediciones de velocidad  recogidas entre el 1 de julio y el 15 de octubre de 2012.

Objetivo

El informe proporciona información real de la velocidad que reciben los usuarios a través de sus smartphones y desde módems USB. Permite conocer el rendimiento de los operadores móviles en núcleos urbanos donde ofrecen la mejor cobertura de Red.

Información preliminar

El estudio muestra la velocidad media real de bajada y subida que obtienen los usuarios cuando conectan a Internet a través de las redes 3G. En concreto analizamos los datos de los principales operadores móviles (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo).

Es importante tener en cuenta que los análisis de velocidad relacionados con las redes móviles proporcionan resultados muy diferentes principalmente por la ubicación de las pruebas. Por este motivo hemos acotado el estudio a las zonas urbanas de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Asimismo hay que tener en cuenta que en este tipo de conexiones inciden algunos factores como la ubicación (interior de edificios o exteriores), número de clientes que están conectados durante la prueba a la estación base y el uso de los mismos. Por ejemplo, no será igual el test en una zona con uso intensivo de descarga de datos que en una zona donde hay menor número de usuarios conectados.

Variedad de tecnologías

A pesar de que el informe muestra datos de cuatro ciudades donde los operadores cuentan con la mejor infraestructura, es importante tener en cuenta que en los resultados influye también el uso de diferentes tecnologías por parte de las compañías. En interiores o zonas alejadas de las estaciones base nos encontramos con análisis de acceso 2G (EDGE) mientras que en los puntos de alta concentración de tráfico predomina el 3G con tecnología (HSPA, Dual Carrier HSPA+, etc). Por este motivo hay mucha diferencia entre algunos resultados y por eso los resultados muestran medias de velocidad.

Medias de velocidad

3G Estudio de velocidad

Medias de velocidad por zonas

A continuación podemos observar por zonas los resultados que han obtenido los cuatro operadores.

madrid 3g

barcelona 3G

Sevilla 3G

valencia 3G

Análisis de los datos

Tal como se puede apreciar, Vodafone es la operadora más rápida con una media de descarga de 5,2 Mbps de bajada y 1,3 Mbps de subida. Es importante destacar que la banda ancha móvil está proporcionado mayor velocidad de subida que las conexiones convencionales de ADSL. La segunda posición es para Movistar con 4,67 Mbps de bajada y 1,26 Mbps de subida mientras que Orange repite como tercer operador más rápido con 3,9 Mbps de bajada y 0,92 Mbps de subida. Es importante tener en cuenta que Orange ha mejorado un 37% sus resultados con respecto al estudio de velocidad de 2011.

Resumen y conclusiones

Las principales conclusiones a las que hemos llegado con este estudio de velocidad son las siguientes.

– La banda ancha móvil sigue mejorando su calidad y se convierte en un complemento ideal para conectar a Internet desde prácticamente cualquier zona. Los operadores cada vez ofrecen mayor calidad de acceso independientemente de la zona donde el usuario conecte a Internet (interior o exterior de edificios).

– Es necesario que las inversiones se destinen a núcleos rurales dónde encontramos mediciones de velocidad inferiores a 200 Kbps, es decir, una velocidad inferior a la primera modalidad de ADSL que llegó a España.

– Este tipo de acceso a Internet depende de múltiples factores como puede ser la saturación de las antesnas o el uso de los clientes conectados a una estación base.

Como colofón final destacamos que la banda ancha móvil tiene como debilidad frente a las conexiones de banda ancha fija las limitaciones de tráfico y velocidad que imponen los operadores con el objetivo de preservar la calidad de acceso a su red. En el momento que las compañías sean capaces de asumir la demanda de datos se convertirán en una alternativa real a las conexiones de ADSL.