COVID-19 ha cambiado nuestras vidas al menos de momento, y no sabemos si esos cambios se perpetuarán en el futuro, pero lo que es evidente es que sus efectos aún son impredecibles. El gigante de las telecomunicaciones Ericsson ha querido plasmar cómo ha afectado y cómo está afectando a las redes en todo el mundo la pandemia, y lejos de lo que pueda parecer, el 5G sigue su curso arrastrado por móviles compatibles cada vez más baratos.

Desde el pasado mes de marzo hasta ahora el consumo de datos en las redes mundiales se ha multiplicado por las medidas de confinamiento impuestas por la mayoría de gobiernos a nivel mundial. El teletrabajo, la educación a distancia y el mayor consumo de ocio digital ha disparado el consumo de datos en las redes, y ha alterado de manera importante la forma en que se ha hecho uso de estas redes.

El consumo de datos por smartphone seguirá al alza

En el Ericsson Mobility Report del mes de junio de 2020 hemos visto claramente la evolución en el consumo de datos móviles desde el año pasado hasta el actual, y en el conjunto de 2019 a 2025. Y los resultados reflejan un aumento a gran velocidad del consumo de datos sobre todo en Norteamérica y Europa occidental. Mientras que los primeros actualmente consumen una media de 8.5GB de datos por móvil al mes, en el año 2025 este consumo será de 45GB mensuales, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 32%. En el caso de Europa occidental pasaremos de las 8.2GB hasta las 36GB mensuales en 2025, con un crecimiento del 28%. Algo que como veremos más adelante estará directamente relacionado con una mayor expansión del 5G en Norteamérica.

COVID-19 redes móviles

El creciemiento intertrimestral en el tráfico de datos de redes móviles fue de un 14% respecto del mismo trimestre de 2019. La región con más conexiones de VoLTE en todo el planeta seguirá siendo Asia, seguida de Europa y norteamérica, alcanzando un total de 3.000 millones a finales de este año y los 6.400 millones para finales de 2025. Las restricciones del confinamiento por el COVID-19 han impactado en las redes móviles al cambiar geográficamente las cargas de tráfico, como las cargas diurnas, que se trasladaron desde los centros urbanos a las áreas residenciales suburbanas debido a la orientación del trabajo al domicilio. Este efecto fue más pronunciado en áreas con penetración limitada de conexiones fijas de banda ancha residencial.

Ericsson Mobility Report

Consumimos principalmente vídeo desde nuestros móviles

Si nos fijamos en el consumo de datos por tipo de contenidos, el vídeo ha sido sin duda el principal contenido al que han accedido los usuarios en todo el mundo. Si durante 2019 el 63% de los usuarios consumía vídeo a través de las redes móviles, se espera que este porcentaje aumente hasta el 76% de cara a 2025. A este le sigue el consumo de datos en redes sociales, que es el segundo que más utilizan los usuarios. La resolución de vídeo más utilizada ha sido la de 480p, aunque el 720p y el 1080p está aumentando de manera importante.

COVID-19 redes móviles

El COVID-19 prácticamente no ha afecta a la disponibilidad de dispositivos 5G

A pesar de la pandemia, el crecimiento del parque de dispositivos compatibles con 5G sigue a buen ritmo, y no se ha visto especialmente afectado, de hecho está siendo el segmento que está tirando de las ventas. Y que está evitando un mayor desplome de estas cuando hablamos de smarpthones. Así que la incertidumbre generada por el COVID-19 no está afectando a la expansión del 5G, ya que este año se esperan un total de 100 nuevos smartphones equipados con conectividad 5G a la vez que el soporte de bandas de frecuencia mmWave sigue creciendo.

COVID-19 redes móviles

Un elemento clave del poco impacto del COVID-19 en el aumento de líneas 5G y dispositivos en el mercado tendrá mucho que ver con los precios más bajos que veremos en la segunda mitad de este año, con móviles compatibles con esta conectividad con precios de entre los 300 y 400 euros.

El 5G se expandirá más rápido de lo que lo hizo el 4G

Se estima que este año el total de líneas 5G activas a nivel mundial se acercará a los 200 millones a finales de este año. Además pronostican que al final de este lustro, en 2025, serán un total de 2.800 millones de líneas 5G las activas en todo el planeta. Se espera de hecho que la adopción de las nuevas líneas 5G sea más rápida de lo que lo fue en su momento la consolidación de las redes 4G. Estas alcanzarán su pico de líneas activas en 2022, con un total de 5.100 millones.

Ericsson Mobility Report

Para finales de 2025 las líneas 4G disminuirán hasta los 4.400 millones. El crecimiento a lo largo del periodo entre 2018 y 2025 de las líneas 5G activas será mayor del que tuvo el 4G en el periodo comprendido entre 2009 y 2016. En el gráfico podemos apreciar que la curva de líneas activas 5G crecerá mucho más rápido que la de la anterior generación.

Ericsson Mobility ReportSi hablamos de regiones, serán norteamérica, el norte y este de Asia y Europa occidental donde la evolución del 5G sea más rápida y donde en 2025 sea mayor la cobertura y el número de líneas activas. Para 2025 se espera que el consumo de datos en redes 5G suponga la mitad del total de datos a nivel mundial, con tanto peso como el 2G, 2G y 4G juntos.

Ericsson Mobility Report

Lógicamente todavía queda mucho camino por delante para que las actuales redes que soportan el 2G,3G y 4G puedan ser compatibles también con la red 5G y dar servicio a los dispositivos compatibles.

Ericsson Mobility Report

En el último de estos gráficos del estudio de Ericsson podemos apreciar que las redes que a día de hoy soportan la mayoría de categorías de dispositivos compatibles solo es el 2% en el mes de mayo, como es Cat 19, mientras que en el caso de Cat 18 es del 4%. Muy lejos del Cat 6 con el 71% o el Cat 4 con el 100% que es a lo que se aspira en un futuro a medio plazo.