Cómo activar el Modo Seguro en móviles de LG para solucionar problemas

LG

El Modo Seguro es un método de arranque que se remonta a los albores de los PC. Suele utilizarse para detectar y solucionar problemas cuando otras opciones fallan. Nuestros smartphones Android son sofisticados ordenadores de bolsillo que también cuentan con un método de arranque especial. Hoy vamos a ver cómo podemos activar el Modo Seguro en los móviles de LG.

El Modo Seguro o también conocido como “safe mode” es un modo especial del sistema Android que desactiva temporalmente (hasta el siguiente reinicio) las aplicaciones de terceros que tengamos instaladas, iniciando el terminal con los servicios imprescindibles del sistema. Gracias a este modo, podremos comprobar si alguna aplicación es la causa de problemas en el dispositivo como: reinicios, fallos en aplicaciones o un consumo elevado de batería. El método es especialmente útil cuando el usuario tiene muchas aplicaciones instaladas, lo que complica la tarea de detección de aquella que pueda estar causando problemas de funcionamiento.

Cómo iniciar el Modo Seguro

Para iniciar nuestro móvil LG en modo seguro debemos dejar apretado el botón de encendido hasta que aparezca la pantalla de apagar o reiniciar el dispositivo. En este momento pulsamos y mantenemos el dedo sobre la opción de apagar. En ese momento aparecerá un mensaje de confirmación, indicando que el terminal va a reiniciarse en modo seguro. Una vez reiniciado, el terminal mostrará el mensaje “Modo Seguro” en la parte inferior izquierda de la pantalla. Hay que tener en cuenta que algunos widgets de la pantalla de inicio no aparecerán en el modo seguro. Si estamos usando widgets, es conveniente hacer una captura de pantalla para que sea más fácil volver a colocarlos después.

lg modo seguro

Qué podemos hacer

Como decimos, el modo seguro inicia el dispositivo sin iniciar ningún tipo de aplicación de terceros. Esto permite poder abrir aplicaciones de forma individual para tratar de determinar qué aplicación puede estar causando el problema. Una vez detectado el problema podremos borrar dicha aplicación y reiniciar el dispositivo. El método más habitual es el de comenzar a abrir las apps sospechosas de causar el problema una a una y realizar tareas cotidianas en el smartphone. En el momento de abrir la app conflictiva, los problemas deberían comenzar y de este modo habremos dado con el software causante de nuestros quebraderos de cabeza. Para volver a iniciar el modo normal basta con reiniciar de nuevo el dispositivo.

Escrito por David Girao