El Huawei Mate 30 Pro ya es el móvil con la mejor cámara del mercado según DxOMark

Huawei

Huawei, como era de esperar, dedicó buena parte del tiempo de la presentación del Mate 30 Pro a contar las excelencias de sus cámaras. La compañía mostró una buena retahíla de ejemplos en los que el Mate 30 Pro superaba a su competencia, incluyendo las fotos en condiciones de poca luz. Ahora, el Mate 30 Pro ha pasado por los laboratorios de DxOMark posicionándose en el primer lugar de la lista.

Recordemos que el Huawei Mate 30 Pro cuenta con una configuración cuádruple de cámara trasera con un sensor principal de 40 MP súper gran angular ƒ/1.8 + 40 MP f/1.6 , OIS+ 8 MP f/2.4 teleobjetivo con zoom óptico 3x, o híbrido 5x, digital 30x, OIS y un cuarto sensor 3D de profundidad. La cámara frontal alcanza los de 32 MP con apertura ƒ/2.0. Todos estos sensores y sus posibilidades han sido escudriñados ya por DxOMark para situar al Mate 30 Pro en lo más alto de su ranking.

La puntuación más alta

El terminal ha obtenido una puntuación de 121 puntos, lo que supone cuatro puntos más que el Galaxy S10 5G, que baja hasta el segundo lugar. No obstante, en las pruebas realizadas se indica que el Mate 30 Pro aún tiene margen de mejora en la cámara selfie, cuyos resultados han quedado por debajo de los Galaxy S10. El Mate 30 Pro ha obtenido en conjunto la mejor puntuación consiguiendo el primer lugar en el 70% de las pruebas realizadas.

Mate 30 Pro DxOMark

El análisis destaca que a pesar de contar con el mismo hardware de cámara principal que el Huawei P30 Pro, la compañía ha mejorado la calidad de imagen con el Mate 30 Por, debido a cambios de procesamiento de imagen en el sensor RYYB o una IA más avanzada. El terminal ha destacado en las pruebas por ofrecer un ruido excepcionalmente bajo y una gran cantidad de detalle en su cámara principal de 40 megapixels. Tanto el balance de blancos como la representación de colores en escenarios HDR han mejorado respecto al P30 Pro.

Las pruebas también destacan el nuevo sensor ToF utilizado para efectos “bokeh” que también ha sufrido un positivo lavado de cara. Ahora el desenfoque es más precioso y la cámara puede calcular más fielmente la profundidad incluso haciendo zoom. El laboratorio también se ha detenido para destacar la gran labor de captación de luz en condiciones adversas, lo que permite conseguir buenos resultados, algo que ha contribuido en gran medida a incrementar su puntuación final.

Escrito por David Girao

Fuente > DxOMark