A punto de encarar el 2019, nos encontramos en una época apasionante de avances tecnológicos en campos como la robótica o la inteligencia artificial. Aún es pronto para saber hasta dónde vamos a llegar, pero lo cierto es que mucha de esta tecnología nos acompaña a diario y a menudo la llevamos metida en el bolsillo en forma de smartphone, como veremos más adelante.

El gran interrogante a día de hoy es saber si las máquinas serán capaces de pensar y si llegará el momento en que no podamos distinguir entre la inteligencia de una máquina y un ser humano. Fue el matemático Alan Turing, que gracias a su ingenio aceleró el final de la Segunda Guerra Mundial, quien planteó la cuestión “¿Pueden pensar las máquinas? La pregunta fue plasmada por Turing en el histórico articulo “Computing machinery and intelligence” Eso ocurrió en 1950, hoy, a punto de comenzar 2019, muchos responderían afirmativamente sin dudar a la cuestión.

huawei facial ia

El «Test de Turing» aplicado al mundo de la inteligencia artificial y que sirve para determinar si una máquina puede convencer a un humano de que no es una máquina, tuvo en 2014 la considerada primera victoria de la IA. Fue un bot llamado Eugene Goostman el que engañó a 30 jueces y 5 máquinas en un juego conversacional en el que imitaba la personalidad de un adolescente ucraniano.

En nuestro móvil y con Huawei a la cabeza

Toda ese potencial es llevado directamente a nuestras manos gracias a los últimos smartphones del mercado con IA. Huawei y su esfuerzo por desarrollar esta tecnología ha demostrado que los primeros pasos en este campo adaptado a la electrónica de consumo son esperanzadores. Smartphones como el Huawei Mate 20 Pro no se limitan ya a ejecutar órdenes, sino que sugieren y optimizan muchas de las acciones sin que apenas seamos conscientes de su trabajo en segundo plano.

Tanto los asistentes personales como la IA integrada, hacen que acciones como sacar una fotografía sean más eficientes dejando a la altura de la prehistoria los clásicos modos automáticos de disparo. Nuestro smartphone es capaz ahora de reconocer objetos, lugares, condiciones de luz y hábitos que permiten que la fotografía salga como optimizada al máximo. Huawei traba actualmente en mejorar su serie de procesadores HiSilicon. Ya hemos visto de lo que es capaz el actual Kirin 980, con su doble NPU y tecnología de fabricación en 7 nanómetros. Se trata de el procesador para smartphones más potente en cuanto a integración de IA se refiere.

huawei camara ia

El aprendizaje de la máquina o “machine learning”, hace que nuestro terminal gestione de forma eficiente la energía y los recursos, precisamente porque aprende de nuestro manejo del smartphone. El problema no eran las baterías, era el uso que le daba cada uno y la carencia de una gestión inteligente que ahora si tenemos gracias terminales como el Huawei Mate 20 Pro.