Fuchsia, el proyecto de Google para unificar Android y Chrome OS

software

 La gran G lleva más de dos años trabajando en Google Fuchsia, el sucesor de Android. Sí, el sistema operativo de Google tiene fecha de caducidad. Realmente sabíamos más bien poco sobre este proyecto, aunque ahora ya sabemos las intenciones del gigante de Internet: unificar Android y Chrome OS en un único sistema operativo. 

Ha sido Bloomberg quién ha publicado un informe donde explica que el objetivo principal del equipo detrás del proyecto Fuchsia es crear un nuevo sistema operativo único que unifique todos los dispositivos de Google. De esta manera, la idea es que este nuevo sistema operativo, con nombre en clave Armadillo, acabe sustituyendo Android en los teléfonos móviles, tablets y resto de dispositivos que apuestan por esta solución y Chrome OS en los ordenadores que cuentan con este sistema operativo. 

logo de Fuchsia

Fuchsia pretende unificar Android,Chrome OS y resto de dispositivos inteligentes 

Y aún hay más. Google no solo quiere que Fuchsia acabe por sustituir a sus dos sistemas operativos estrella sino que también pretende que su nuevo proyecto sea el encargado de dar vida a los futuros dispositivos inteligentes de la compañía. Y es que Google sabe que cada vez más hardware doméstico contará con inteligencia artificial o sencilamente será mucho más inteligente que ahora. Google fue de los primeros fabricantes en lanzar su propio altavoz inteligente, el aclamado Google Home. Y la firma con sede en Mountain View tiene muy claro que estos dispositivos han llegado para quedarse. 

¿Qué supondrá la llegada de Fuchsia, el nuevo sistema operativo de Google, para la tecnología actual?

Los dispositivos inteligentes son cada vez más populares debido a la notable bajada de precio. Hace unos años tener una casa conectada era un proyecto al alcance de muy pocos bolsillos, pero las cosas están cambiando y, tal como avanza el mercado, lo más probable es que en unos años todos tengamos un gran número de electrodomésticos inteligentes. El ejemplo más claro lo tenemos en las Smart TV, ya que cualquier persona que se vaya a comprar un televisor nuevo apostará por este tipo de dispositivo. Y aquí es donde entra Fuchsia. 

Eso sí, hay que tener en cuenta que Fuchsia tardará en llegar.  Por ahora no es más que un proyecto en el que trabaja la gran G y que finalmente podria llegar a ser desechado. Por lo que ahora lo único que podemos hacer es armarnos de paciencia y esperar a que los desarrolladores de Fuchsia sigan trabajando para sorprendernos con un sistema operativo que unifique la gran cantidad de dispositivos de Google.

Escrito por Alfonso De Frutos

Fuente > Bloomberg