El primer móvil con pantalla irrompible de diamante, para 2019

Generales

Que se nos rompa un smartphone de más de 600 euros a pesar de todo el Gorilla Glass que tenga es una sensación horrible pero que puede pasar. Pero todo podría cambiar el año próximo con la llegada del primer móvil con una pantalla irrompible de puro diamante que ahora mismo está en pruebas.

Hoy día, la gran mayoría de smartphones montan elementos de protección para sus pantallas como Gorilla Glass, que lleva en el mercado desde 2008 y que protege los paneles de los móviles de caídas y golpes. Pero a la hora de la verdad, y aunque incluso le compremos un protector de pantalla de vidrio templado o lleve incluso cristal de zafiro, una mala caída a la altura de nuestra cadera o cara puede provocar que ese smartphone que tanto queremos y nos ha costado acabe con la pantalla fracturada. Y es que parece que la dureza de la pantalla (y la duración de la batería) no evoluciona a la misma velocidad que el resto de componentes de los smartphones.

protector de pantalla

Un móvil con pantalla irrompible de diamante

Pero, ¿y si hubiese otro componente que se aplicase al diseño del panel del terminal y lo protegiese sin elementos extra? Una pantalla tan dura que no necesita ni protector de pantalla, porque ni se rompe, ni se agrieta ni siquiera se raya. La compañía Akhan está tras este milagro, que tiene como elemento básico uno de los minerales más preciados del mundo: el diamante, conocido por su dureza extrema -es el material natural más duro conocido- y su conductividad térmica.

¿Una pantalla de diamante? Suena a uno de esos móviles de lujo de varios millones de euros que encargan los millonarios aburridos. Pues sí, porque el secreto de Akhan es que usa diamantes cultivados en su propio laboratorio con un tipo de patrón de nanocristal que organiza de manera aleatoria los cristales que lo componen, en vez de alinearlos sin más. Esto le da al llamado Diamond Glass de Akhan una alta resistencia que evita que se produzcan grietas profundas en su formación.

Los diamantes cultivados de la compañía Akhan permiten ser montados junto a otros, como por ejemplo la capa Gorilla Glass, para otorgar al terminal una dureza y resistencia enormes más altas que los niveles actuales. En Akhan están ahora mismo probando la resistencia de su cristal de diamante, asegurándose también de que la superficie de este no proyecta demasiado brillo y permite transmitir las señales eléctricas sin problemas para que las acciones que hagamos con el dedo -abrir una app, teclear una frase, delinear un patrón de seguridad- no tengan retraso por culpa del material.

diamantes

Para el 2019

Sus creadores señalan que no sólo las pantallas de diamantes están en pruebas, sino que están siendo ya probadas con fabricantes de teléfonos móviles -aunque no han querido revelar qué marcas y compañías están trabajando con ellos. De hecho el primer smartphone del mundo con pantalla de diamante será una realidad el año que viene, en 2019. Por descontado no será barato, pero sí el primero de una tecnología que podría revolucionar la resistencia de los móviles, hoy por hoy uno de sus puntos débiles.

La empresa aduce además a que su cristal de diamante puede aplicarse a cualquier aparato con pantalla, y que de momento está trabajando “con un vendedor de cada categoría“. ¿Veremos en 2021 un Samsung Galaxy S11, un iPhone X-2 o un Huawei P13/P22 con este tipo de paneles?

Escrito por Cesar Otero

Fuente > Phonearena