Cómo detectar un iPhone 6 falso

Android

Hace poco se desmantelaba una red de falsificadores de teléfonos que aprovechando el tirón de los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus se habían dedicado a crear clones y terminales que habían colocado a muchos incautos alrededor del mundo. Y es que cuando algo es demasiado barato como para ser verdad… se puede llegar a asegurar que vamos a tener problemas. A continuación os damos una serie de consejos para detectar a tiempo si lo que nos están dando es gato por liebre.

Los iPhone 6 son unos de los teléfonos más codiciados por lo que también son los que más se tratan de falsificar. El beneficio es inmediato ya que aunque se vendan por debajo del precio oficial, con las copias se siguen ganando ingentes cantidades de dinero dado el interés que siempre tienen los “cuñados” por tener un teléfono de 700 euros por 400 euros.

Como norma general, es posible cazar algún descuento en una tienda, no es extraño ver hasta 100 euros de rebaja en ocasiones cuando una tienda quiere limpiar su almacén, pero si la cosa es demasiado “buena”, hay que sospechar.

Para empezar, ya os decimos que los cientos de promociones que se pueden ver en Facebook de X teléfonos que “han sido abiertos” o que llegaron un “fallo en su caja” y que casi los regalan son una estafa en la que, ni siquiera, os vais a llevar el terminal y lo que si están en peligro son vuestros datos y vuestra cuenta corriente.

“FrankeniPhone”

Pero vayamos más allá, a aquellos terminales que si están a la venta y que parecen, realmente, un iPhone 6. Si el precio es demasiado bueno puede que estemos ante un “FrankeniPhone”.

¿Que quiere decir este peculiar término? Pues que se trata de un dispositivo montado a piezas, es decir, en el que se han utilizado repuestos o piezas de terminales de reparación o reciclaje para montarlos. Como se ha ensamblado a mano, es probable que sus finos acabados se deterioren rápidamente y algunos detalles que nos pueden dar la pista es que el software responda de forma lenta o con más o menos problemas.

sophone_i6_clon_iphone_6

Además, si ya queremos cerciorarnos, sólo habrá que darle la vuelta al terminal, en busca del IMEI que llevan todos impresos en la carcasa (International Mobile Equipment Station Identity) o en la caja. Este número también se puede consultar en el software, dentro del menú Ajustes > General > Sobre el iPhone. Si estos números no coinciden, nos han estafado.

Un Android disfrazado

Otra categoría son los terminales Android que “parecen” un iPhone. Algunos no lo esconden y llevan su marca pero otros quieren hacerse pasar por terminales legítimos de Apple con un software que lo único que es es un triste launcher que se asemeja a iOS y que, quizás, hasta que no lo tenemos en la mano no nos vamos a dar cuenta.

iphone 6 clon

Algunas de las copias más descaradas del iPhone 6 ya las repasamos en el siguiente enlace, por lo que hay que tener cuidado que quien nos venda un terminal no haya usado alguno de estos para engañarnos:

Algunas de la cosas que podemos hacer para intentar detectar si lo que tenemos en pantalla es iOS o Android son cosas como dejar pulsado el botón Home para ver si aparece Siri – si no lo hace, ya sabemos lo que hay -, también podemos buscar iconos en pantalla que no sean propios de Apple o, lo más fácil, pulsar sobre el icono del App Store y ver si lo que aparece es Google Play en su lugar.

Apple te da la respuesta con el IMEI

Otra de las formas de conocer, sin lugar a dudas, no sólo si el iPhone 6 que nos están vendiendo es real, sino también si no es robado o si tiene algún problema, es la herramienta para comprobar la garantía de Apple. Sólo tenemos que localizar el IMEI del dispositivo como hemos indicado antes y probarlo en el enlace que os hemos dado.

Finalmente, si hubiera cualquier duda más, también podéis recurrir a la Apple Store más cercana, una tienda de un operador o un distribuidor autorizado donde los expertos están ya más que experimentados a la hora de darle malas noticias a quien ha comprado un terminal en una oferta que era demasiado buena como para ser verdad.

También te puede interesar…

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)