A Taylor Swift tampoco le gusta Apple Music

Apple

La cantante americana Taylor Swift, que se ha convertido en un símbolo ya por su negativa a entrar en los diferentes servicios de streaming, también da la espalda a Apple Music y se ha comunicado que su último disco, el premiado y muy vendido “1989”, no estará en el catálogo del servicio de los de Cupertino.

No sabemos qué catálogo estrenará Apple Music, pero ya sabemos algo que no va a estar en él. Ni Apple, Beats o Jimmy Levine parecen convencer a la cantante estadounidense Taylor Swift que continúa firme en su decisión y tras retirar toda su discografía de Spotify, tampoco parece convencerle las condiciones que ofrecerá el servicio de los de Cupertino, manteniendo tanto su último super-ventas, 1989, como el resto de sus discos fuera de cualquier servicio de streaming de música.

No deja de ser una anécdota, porque al servicio de Apple no le faltarán apoyos, temas y cantantes, pero no deja de ser relevante como una de las artistas con más pegada del momento se vaya a quedar fuera del servicio de Cupertino cuando, por otra parte, parece que no tiene problemas en la distribución digital de sus temas en la tienda de iTunes, aunque defiende que la música debe ser consumida en forma de álbum y no como singles.

Apple servicio de música en 'streaming'.

No esta ahora, ni lo estará en el futuro como no cambien las cosas

Swift vuelve a desatar la polémica entre artistas y servicios de streaming, que tan buen acogida tienen en el público. Sus representantes han confirmado que no hay intención de cambiar de idea ni ahora ni en el futuro, lo que deja a los seguidores de la cantante sólo la compra de sus discos como método para escucharlos – si obviamos la posibilidad que hay de utilizar YouTube como reproductor musical -.

No parece que su cerrazón, por otra parte legítima – al fin y al cabo, cada uno vende su trabajo como mejor le place – a los servicios de streaming le haya afectado ya que de su último trabajo se han vendido la friolera de 5 millones de copias desde el pasado mes de noviembre, convirtiéndose en el disco más vendido de 2014 y de lo que llevamos de 2015.

A los melómanos, y también a los seguidores de la cantante, ¿qué os parece esta decisión? ¿creéis que arrastrará a otros artistas a abandonar las redes de streaming? ¿Apple Music puede cambiar esta situación con su servicio de pago sin opción gratuita? Dejadnos vuestra opinión al respecto tanto de estas cuestiones como de cualquiera que os despierte este tema que está de candente actualidad.

También te puede interesar…

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)

Fuente > Buzzfeed