Qué son, para qué sirven y cómo se instalan los módulos Xposed para Android

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Android

Una vez tenemos hecho el root a nuestro equipo no sólo de ROMs vive la scene. Hay una parte muy importante a la que se tiene acceso gracias a haber abierto las puertas de nuestro terminal Android y que no tiene que ver con el flasheo del sistema operativo, sino con los módulos Xposed, una suerte de pequeñas piezas de software que amplían y mejoran las funciones de nuestro dispositivo y que no se pueden obtener de otra forma.

Android es un sistema abierto, bueno, lo es si nos lo proponemos porque en aras de la estabilidad y la seguridad, desde Google y los fabricantes hay ciertas partes del sistema que no lo están. Para llegar a estas viene a rescatarnos el Root y los desarrolladores de la esfera “alternativa”. Si bien estos nos ofrecen la posibilidad de personalizar el sistema con cientos de funciones gracias a las ROMs, que se pueden instalar con relativa facilidad, también tenemos muchas apps en Google Play que gracias a instalarse en un dispositivo con root aumentan sus posibilidades, pero hay una tercera vía que son los mods del Xposed Framework.

¿Qué son y para qué sirven?

Se trata de un repositorio de módulos con el que modificaremos y añadiremos funciones a Android sin necesidad de flashear la ROM o usar una ROM modificada, es decir, funcionan en el sistema operativo sin problemas. Además, tras un momento, al comienzo, de duda, ya son compatibles también con Lollipop. La ventaja que tienen es que funcionan como las aplicaciones, si al instalarlo no nos gusta, símplemente lo desinstalamos y volvemos a la situación anterior.

¿Cómo se instalan?

Cómo siempre, os sugerimos leer antes todos los pasos ya que este proceso conlleva riesgos y no nos hacemos responsables si al final funciona mal o no lo hace y vuestro terminal se transforma en un pisapapeles. No tiene por qué haber problemas si tenéis cuidado, pero es vuestra responsabilidad.

En este punto hay que hacer ya varias salvedades. Si bien el desarrollo de Xposed para KitKat está completo y no hay problemas, el de Lollipop está aún en estado Alpha. Esto significa que no funcionar tan bien como se esperaba. Por ejemplo, no funciona con ROMs con TouchWiz, es decir, las de serie en Samsung con Lollipop están vetadas. Podéis encontrar enlaces de descarga y más información en estos enlaces:

Para instalarlos hay que instalar primero el Xposed Framework y, como no, el terminal tiene que estar rooteado. Si aún no lo habéis hecho, ayer mismo se publicó un método muy sencillo, KingRoot, y casi universal para todos los dispositivos que podéis consultar aquí.

Con el root hecho y un Custom Recovery instalado – aquí tenéis información al respecto -, es necesario este archivo, XposedFramework.zip, que deberemos copiar al terminal y reiniciar el dispositivo en el modo Recovery (apagar dispositivo y reiniciarlo pulsando el botón de volumen abajo y el de encendido). Ahí elegimos con los botones de volumen el “Recovery Mode” y damos a aceptar con el botón de encendido.

xposed

En ese momento, realizamos una backup de la NANDroid, un paso importante y que no se debe olvidar. Tras esto, hay que asegurarse que nuestro terminal es compatible, ya que sólo se puede utilizar en procesadores con tecnología ARMv7 o ARMv8. Búscalo antes de seguir adelante.

Una vez con todo esto, buscamos el botón “Install” y seleccionamos el archivo Zip que hemos guardado. Instalamos y reiniciamos el sistema.

Después habrá que descargar la XposedInstaler.apk, es decir, la aplicación para instalarla. Habrá que tener activada la función de instalación de aplicaciones de origen desconocido que se puede encontrar en Ajustes -> Seguridad. Con Xposed Installer instalado. Reiniciamos y al ejecutarlo nos pedirá que le demos permisos de Super Usuario, los aceptamos y ya está.

Ahora llega el momento de instalar los módulos. En ese sentido Xposed Framework funciona como Google Play, es decir, tenemos un buscador con el que podemos localizar aquellos que nos interesen. Algunos de los mejores y más utilizados los podéis encontrar en este hilo de XDA Developers. 

Luego sólo nos tendremos que ir a la propia aplicación, que es el método más fácil pero no el único, y buscar el módulo entre los diferentes repositorios. Un click y lo tendremos instalado. Si hemos descargado el módulo bajándonos el APK, sólo habrá que meterlo en la memoria del terminal e instalarlo manualmente como cualquier aplicación.

Una vez instalado, tendrás que entrar en la sección “Modules” de Xposed y habilitarlo para que lo puedas ver funcionarlo. Es más, así puedes probar como queda todo antes y después de ponerlo en marcha por si quieres desactivarlo un tiempo pero no volver a tener que descargarlo o instalarlo (por ejemplo, si da problemas y estás esperando una actualización).

¿Qué módulos Xposed creéis que son imprescindibles? Dejadnos vuestros favoritos en los comentarios.