Samsung quiere mejorar la calidad de los “selfies” en sus Samsung Galaxy

Samsung

En septiembre de 2013 Samsung presentó ISOCELL, una tecnología avanzada de píxeles para sensores de imagen CMOS como los que llevan las cámaras frontales. Ahora, con motivo de la celebración del Mobile World Congress, la compañía ha avanzado en este sentido anunciando el sensor S5K4H5YB de 8 megapíxeles basado en la tecnología ISOCELL con un objetivo claro: mejorar la calidad de las fotos que se pueden hacer con las cámaras delanteras ante el auge de los “selfies”.

El anuncio del desarrollo del nuevo sensor de imagen S5K4H5YB RWB (Red-White-Blue) de 8 megapíxeles por parte de Samsung abre la puerta a que futuros modelos de la compañía mejoren considerablemente la calidad de las fotografías que pueden capturar con su cámara delantera. Recordemos que los nuevos Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge integran uno de 5 megapíxeles. Además, este sensor utiliza la tecnología de píxeles ISOCELL 1.12 um y tiene un formato óptico 1/4 pulgadas.

Samsung isocell

Y es que, según la compañía, al combinar la tecnología ISOCELL con el recién desarrollado filtro de patrón de color RWB de Samsung, el nuevo sensor de imagen maximiza la calidad de las imágenes digitales. ISOCELL aumenta sustancialmente la sensibilidad a la luz y controla eficazmente la acumulación de fotones, lo que resulta en una mayor fidelidad de color, incluso en condiciones de poca luz. Asimismo, las barreras físicas entre cada píxel ISOCELL permiten un 30 por ciento de disminución en la diafonía y el 30 por ciento de aumento en la capacidad de carga máxima en comparación con los píxeles BSI (Back Side Illumination) convencionales. Según ha confirmado la compañía, el sensor entrará en producción durante el segundo trimestre de 2015.

Solución NFC

Paralelamente a este lanzamiento, Samsung también ha presentado su solución NFC de cuarta generación (S3FWRN5P), que incorpora un rendimiento mejorado de radiofrecuencia, y cuya producción ya ha comenzado.

Fuente: Fonearena

Escrito por David Marchal