Android 5.0 Lollipop empieza a llegar a los Samsung Galaxy S4

Android 5.0 Lollipop empieza a llegar a los Samsung Galaxy S4

Jose Luiss

En Samsung ha vuelto a pulsar el botón de las actualizaciones aunque parece que ahora se están centrando en los tope de gama de 2013, ya que hace escasas jornadas la instalación de Android 5.0 Lollipop llegaba a los Galaxy Note 3. Compañero de generación de este Galaxy S4 que empieza a oler las mieles del nuevo OS de Google en Europa… aunque han empezado por la parte más oriental del continente.

Y es que Samsung ha decidido que en primer lugar sean los Galaxy S4 de Rusia los que reciban la notificación OTA para pasar a la versión 5.0.1 de Android Lollipop. Algo que ya se esperaba y que Samsung dejó caer en comunicados anteriores que no utilizaría la primera ‘build’ publicada por los de Mountain View, sino algunos de sus posteriores parches, para no llegar ya con problemas desde el primer día a los smartphones que actualizara.

Desde Rusia con Lollipop

Rusia es un territorio importante y seguramente que eso ha pesado a la hora de liberar el firmware, por lo que falta por saberse cuándo llegará al resto de países. Ahora mismo la notificación OTA es la única disponible para el modelo GT-I9500 que es de todos los Galaxy S4 el que monta un procesador Exynos que no está disponible en ninguno de los vendidos en España.

Samsung_Galaxy_s4_lollipop

Como podéis ver por alguna pantalla que nos ha llegado de uno de los afortunados poseedores de un Galaxy S4 ruso, la actualización nos pide tener, al menos, 3 gigas libres en el smartphone ya que solo el archivo que descarga pesa 1.049,17 megas. Tras su instalación habremos conseguido ‘subir’ nuestro terminal hasta la versión 5.0.1 de Android y dejar atrás ese 4.4 KitKat.

Menos memoria en el dispositivo

En uno de los puntos de esos detalles de la actualización nos avisan de que Android 5.0.1 Lollipop hará que la memoria RAM de nuestro terminal se reduzca y se quede en un mínimo de 950 megas. Recordad que el Samsung Galaxy S4 venía con 2GB de memoria por lo que esto significa que la nueva versión del OS se ‘come’ más recursos.

Esto afecta a la cantidad de aplicaciones que podremos abrir antes de que el smartphone tenga problemas de memoria y su agilidad para moverlo todo comience a estar comprometida. Así que tenedlo en cuenta para ir viendo, cuando actualicéis vuestros dispositivos, cómo sigue su rendimiento, si mejora o no.

Fuente: PhoneArena