Samsung lanzará en 2015 su propio sistema de pagos móviles

Samsung lanzará en 2015 su propio sistema de pagos móviles

Jose Luiss

Desde que Apple presentó con iOS 8 su ApplePay, parece que el sector de los pagos móviles ha tomado velocidad y se dispone a ser el siguiente campo de batalla entre los de Cupertino, Google y… Samsung, que ya parece estar preparando su propia solución para lanzarla oficialmente el año que viene.

Y lo cierto es que estas intenciones de Samsung no son nuevas, ya que en el pasado se le conocieron algunos escarceos con multinacionales como PayPal que no llegaron a buen puerto y no consiguieron estimular a sus clientes para usar el móvil a la hora de realizar los pagos de sus compras.

¿Y qué está acelerando los acontecimientos? Pues el éxito de ApplePay, que según algunos medios como el New York Times, en estos momentos los de Cupertino ya contarían con una cobertura cercana al 90% sobre los métodos de pago más comunes en EE.UU., lo que podría haber obligado a los coreanos a mover ficha más rápido de lo que hubieran deseado jamás.

apple_pay_ios_8.1

El plan que tienen los coreanos y con el que quieren competir se llama LoopPay, una compañía que ya tiene desarrollada su propia solución para realizar pagos móviles y que podría ser el objetivo de una próxima adquisición o, en el peor de los casos, una aventura conjunta para potenciar el pago con móviles en sus dispositivos. De momento, desde la pequeña ‘startup’ afirman que «no comentan especulaciones sobre el futuro de la compañía».

Los planes de Samsung pasarían por no dotar a todos sus smartphones con este sistema de pago y en un movimiento que recordaría al realizado por Apple con sus nuevos iPhone 6, seguramente solo llegaría a sus tope de gama.

El pujante segmento de los pagos móviles tiene ahora mismo un reñido campo de batalla sobre todo en la parte de Android, donde ya existen algunas soluciones bastante asentadas como Google Wallet o Softcard, lo que podría dificultar un éxito inmediato de la solución que Samsung pretende poner en marcha. Aun así, tiene la obligación de intentarlo ya que es un segmento clave para afianzarse y tomar una posición de privilegio en los próximos tiempos si no quiere descolgarse de la cabeza y quedar encasillado como un simple fabricante de dispositivos.

Y es que como Apple y Google saben perfectamente, casi tan importante como vender dispositivos es contar con servicios que se conviertan en recursos de primera necesidad para sus usuarios. ¿No os parece?

Fuente: The Verge