Huawei abandona Windows Phone y no lanzará más terminales con este OS

Windows Phone

Pese a que hace poco Windows Phone ha recibido el respaldo de HTC perderá el apoyo de uno de las grandes marcas asiáticas, Huawei, que ha decidido aparcar sus planes de lanzamiento del terminal que preparaba con el sistema operativo de Microsoft.

El principal responsable de los productos de electrónica de consumo de Huawei, Richard Yu, ha ofrecido una interesante, y seguro, polémica entrevista al Wall Street Journal en el que ha admitido que la compañía habría iniciado un proyecto de terminal con Windows Phone pero, ante las pocas perspectivas de éxito, lo habrían abandonado.

Aparentemente, el fabricante, que ya lanzó al mercado en 2013 algún modelo como los Huawei Ascend W1 y W2, lleva perdiendo dinero durante los dos últimos años con esta línea de productos que, en palabras de Yu, “no han convencido a los usuarios de que eran una alternativa viable a los Nokia Lumia” y por ello “se paraliza cualquier lanzamiento de nuevos terminales con Windows Phone.”

Huawei Ascend W1 con Windows Phone 8

Por otra parte, las alternativas que le quedan a Huawei tampoco le parecen las más adecuadas. “Tenemos nuestras reservas al quedarse Android como única opción, pero no tenemos otra alternativa. Además, hay una buena relación con Google”, sentencia el ejecutivo de Huawei. Y es que sólo con el sistema operativo de Mountain View es con el que la empresa china ve un camino con algo de beneficio, a tenor de las respesutas ante las preguntas que continúan indagando la posibilidad de que Huawei tuviera en consideración otras opciones como pueden ser Firefox OS o Tizen.

Según Huawei, Tizen no es alternativa porque “no tiene posibilidades de triunfar”

Sin embargo, y pese a que Yu afirma que se valoró la idea de lanzar terminales con Tizen, sobre todo por la presión de importantes operadores chinos, al final el equipo que se estaba encargando de este proyecto ha sido también desmantelado. En este sentido, el ejecutivo de Huawei ofrece una escueta pero explosiva razón: “Tizen no tiene posibilidad alguna de triunfar”.

Tras esto, pocas opciones le quedan a la empresa, más que la señalada al comienzo de seguir atada a Android y Google, dado que ante estas declaraciones, la última pregunta era obligada y se dirigía a saber si se piensa en el desarrollo de un sistema operativo propio o, incluso, un fork de Android como hacen otras en su país, sin ir más lejos Xiaomi, Oppo o Meizu. En este sentido, Yu también descarta esta opción ante la dificultad que tiene cualquier OS que no sea Android o iOS de crear un ecosistema a su alrededor.

Fuente: Wall Street Journal vía Softpedia

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)