Disponible para el Samsung Galaxy Gear la actualización que sustituye Android por Tizen

Samsung

Hace unas semanas se confirmaba que el Samsung Galaxy Gear podría cambiar el sistema operativo Android por Tizen a través de una actualización. Dicha actualización no ha tardado demasiado en confirmarse puesto que desde hoy mismo está disponible desde Kies. Los cambios no son apreciables a simple vista, pero sí en el rendimiento y la autonomía del smartwatch, ahora superiores.

Bada OS fue uno de los intentos de Samsung para diversificar su gama de smartphones, para no depender de Google y su sistema operativo Android, que maneja a placer. La propuesta no cuajó y Bada quedó en el baúl de los recuerdos. Sin embargo, Tizen, la nueva apuesta de los surcoreanos para desmarcarse del dominio del gigante de Internet, parece que acapara mayor protagonismo. ¿El suficiente como para ser la alternativa al combinado formado por los Samsung Galaxy, Android y la interfaz personalizada TouchWiz?

Tizen en smartwatches

Por ahora los movimientos de Samsung en el campo de los smartphones han sido tímidos. Sin embargo, la compañía parece haberse decantado por los wearables como parte inicial del proyecto. Buena muestra fue la presentación de los Samsung Gear 2 y Gear 2 Neo, correspondientes a la segunda generación de los smartwatch de Samsung y que se lanzaban con el morbo de incluir Tizen como sistema operativo nativo.

Los asiáticos habrían comprobado que esta nueva generación de relojes inteligentes funcionan muy bien con Tizen ya que poco después de su presentación se confirmaba que el primer modelo, el Galaxy Gear, perdería el apellido Galaxy, ese distintivo que indica la presencia de Android como sistema operativo.Samsung Galaxy Gear con correa negra

Actualización disponible por varias vías

Así ha sido puesto que desde hoy ya está disponible la actualización que tendrá por objeto sustituir Android por Tizen. Según los primeros datos disponibles, el proceso se puede realizar a través de Kies, desde Gear Manager e incluso manualmente descargando el firmware específico del modelo, en este caso con la referencia SM-V700. El proceso de actualización requerirá una copia de seguridad de los datos personales y archivos puesto que la instalación de Tizen conlleva el formateo del dispositivo.

Respecto a los cambios que trae la actualización, la interfaz gráfica no se ve afectada. Donde sí se aprecian cambios es en la optimización de la autonomía, que se alarga respecto a la ofrecida por el modelo bajo sistema operativo Android. Del mismo modo indican que el propio sistema, Tizen, ofrece un mayor rendimiento, posiblemente a consecuencia de los menores requerimientos técnicos en comparación con el software del robot verde.

Una demostración pública

Lo cierto es que esta actualización puede considerarse una declaración de intenciones en toda regla. Sabíamos del interés de Samsung por crear una línea de dispositivos con sistema operativo propio, en este caso Tizen. Así ha sido con los Samsung Gear 2 y Gear 2 Neo, la segunda generación de smartwatches de la firma. También se espera que Tizen aterrice en la gama de televisores Smart TV así como una creciente gama de smartphones. No obstante, la sustitución de Android por Tizen en el Samsung Galaxy Gear puede considerarse como una muestra de poder de cara al resto del mundo, en especial sus competidores y, cómo no, Google. Y es que éste último, de consagrare Tizen, puede ver afectada su cuota de mercado en el sector ya que Samsung acapara gran parte de las ventas de smartphones Android a nivel mundial. Ahora la pregunta es: ¿se trata de una bravuconería de los surcoreanos o realmente es el inicio del fin a la dependencia de Android?

A continuación, y a modo complementario, disponéis del siguiente vídeo en el que se puede ver con detalle el funcionamiento del Samsung Galaxy Gear con Tizen, así como las nuevas funciones disponibles.

Fuente: SamMobile

Escrito por Víctor Rodríguez