Comparativa entre Microsoft Surface Pro 3 y Samsung Galaxy NotePRO

Comparativa entre Microsoft Surface Pro 3 y Samsung Galaxy NotePRO

Carlos González Villamil

La compañía de Redmond ha presentado hace tan solo unos minutos su tercera generación de tabletas Surface. Con este lanzamiento de Surface Pro 3, Microsoft ha lanzado un mensaje muy claro, su intención es sustituir por completo el uso de los ordenadores portátiles con una tableta que desborda potencia y es capaz de satisfacer cualquier necesidad profesional. Al mismo tiempo, la surcoreana líder en tecnología de consumo estrenó recientemente su gama de tabletas Samsung Galaxy NotePRO orientadas al mismo sector. Pero, cuando se trata de productividad, ¿cuál de las dos tabletas es más conveniente? A continuación las comparamos al detalle.

Como ya adelantábamos, ambas tabletas están desarrolladas con la clara intención de cubrir las necesidades de las profesiones más exigentes. Ya sea a nivel empresa, diseño y otros campos, los dos dispositivos deberían desenvolverse sin problemas, aunque ambas manifiestan claras diferencias con respecto a la otra, y precisamente ese es el punto que puede llevarnos a decantarnos por uno u otro dispositivo, Microsoft Surface Pro 3 o Samsung Galaxy NotePRO.

cuerpo microsoft surface pro 3 samsung galaxy notepro 12

Diseño y pantalla

Sin duda, el diseño del nuevo Microsoft Surface Pro 3 es uno de sus fuertes. La compañía de Redmond ha querido destacar en su presentación que la delgadez del dispositivo y su escaso peso son tales que lo convierten en un objeto tan cómodo como un lápiz, en cuanto a la interacción con la tableta a través del stylus propio. Sin embargo, sobre el papel nos encontramos con un Samsung Galaxy NotePRO aún más ligero. El de Microsoft pesa 800 gramos, mientras que la tableta de Samsung queda aún por debajo en este sentido con tan solo 753 gramos, lo cual es notable en la utilización sin reposar el producto sobre una superficie. Y es que, en este sentido, aunque a muchos no les guste el aspecto y tacto del material, el policarbonato utilizado por Samsung vuelve a llevarse la palma.

Por otra parte, vuelve a batir el producto de Samsung la marca alcanzada por Microsoft con unos 295 x 204 x 8 mm que destacan en su grosor, aunque el Microsoft Surface Pro 3 presenta unas dimensiones de 292 x 201 x 9 que, evidentemente, son mejores aún en ancho y largo que las ofrecidas por el producto de Samsung. Por lo tanto, en función de las necesidades y el uso dedicado al producto, podremos decantarnos por uno u otro dadas las diferencias anteriormente manifestadas.

En último lugar para esta sección dejamos la pantalla. En el caso del Microsoft Surface Pro 3 encontramos un excelente panel con 12 pulgadas de diagonal y una resolución de 2160 x 1440 píxeles que se acerca peligrosamente a la resolución QHD 2560 x 1440 píxeles, aunque es claramente inferior. Por su parte, el Samsung Galaxy NotePRO también monta un panel similar en tamaño, con una diagonal de 12,2 pulgadas y su resolución 2560 x 1600 píxeles, pero supera por bastante la pantalla de su rival, la tableta de Microsoft.

cuerpo microsoft surface pro 3

Procesador y memoria RAM

En este campo es en el que encontramos las diferencias principales y el abanico que ofrece la compañía de Redmond es mucho mayor, aunque también repercute directamente sobre el precio. En cualquier caso, por evidencias técnicas es necesario comparar los productos similares, y en este caso tenemos que quedarnos con los dos más bajos de gama de la Surface Pro 3 por su precio.

Microsoft ofrece dos posibilidades en chipset, tanto el Intel i3 como el Intel i5 (y el Intel i7 aún por encima, pero a un precio muy superior que su competidor de Samsung). Acompañando a estas dos bestias pardas a las que estamos acostumbrados en equipos de sobremesa y portátiles, ambas variantes montan una memoria RAM de 4 GB y, respectivamente, memorias internas de 64 GB y 128 GB. Por su parte, el Samsung Galaxy NotePRO utiliza un chipset común en este tipo de dispositivos móviles, el Qualcomm Snapdragon 800 que, evidentemente, tiene una potencia muy por debajo de la ofrecida por un chipset Intel i5. En cualquier caso, el de Microsoft vuelve a ganar en este sentido, puesto que la NotePRO incorpora una memoria RAM de 3 GB.

Acabados del Samsung Galaxy NotePro

Conectividad, almacenamiento y batería

Ambas tabletas, y es evidente por el tipo de usuario al que están orientadas, vienen completamente surtidas en el campo de la conectividad. Tanto el de Microsoft como el de Samsung comparten compatibilidad con redes WiFi 802.11 a/b/g/n/ac de doble banda. Por supuesto, también comparten conectividad con redes Bluetooth 4.0 de bajo consumo y las dos se ofrecen en variantes con compatibilidad para redes móviles de última generación, las conocidas como 4G LTE.

En cuanto al almacenamiento interno, el Samsung Galaxy NotePRO se ofrece en variantes con 32 GB ó 64 GB, quizá algo escaso si el uso del dispositivo está orientado a sustituir al ordenador portátil, aunque contamos con la posibilidad de aumentar esta cifra con tarjeta micro SD de hasta 128 GB. Por su parte, el producto de Microsoft se comercializará en variantes de 64 GB, 128 GB, 256 GB y 512 GB, lo que sí tiene más sentido para lo que precisamente han dicho desde la compañía de Redmond, y es que su producto es «capaz de sustituir a nuestros ordenadores portátiles que utilizamos para trabajar».

Software

Por otra parte, uno de los aspectos fundamentales para tomar una decisión en favor de uno u otro producto es el software que incorpora cada cual. Mientras que el Samsung Galaxy NotePRO utiliza el sistema operativo móvil de Google, Android, un software mucho más limitado para el desempeño de tareas de productividad, el Microsoft Surface Pro 3 ejecuta con sus componentes de hardware una versión a la que estamos, y vuelvo a repetir, acostumbrados en ordenadores de sobremesa y dispositivos portátiles de esta misma categoría. Estamos refiriéndonos, evidentemente, a Windows 8.1 Pro.

Por lo tanto, y después de ofrecer este dato clave, nos damos cuenta de que la configuración técnica de cada uno de estos dispositivos es bien diferente y viene radicalmente sentenciada por la orientación de cada producto. Si bien el Samsung Galaxy NotePRO puede ser complementario a un ordenador portátil, el Microsoft Surface Pro 3 sí que muestra, al menos sobre el papel, que tiene lo necesario para poder prescindir, nosotros los usuarios, de un ordenador portátil.