Microsoft culmina la compra de Nokia, así se quedan ambas compañías

Nokia

Tras ocho meses desde su anuncio, hoy ha llegado a su fin el proceso de compra de Nokia por parte de Microsoft, lo que convierte a los de Redmond en un nuevo gigante responsables del hardware y del software de los productos Lumia así como del resto de gamas de teléfonos de la finlandesa como Asha y Nokia X.

Ocho meses han pasado desde el anuncio y a partir de hoy ya se puede decir que Microsoft ya ha comprado Nokia, en concreto su división de telefonía móvil. El gigante de Redmond ha hecho fianlmente un pago de 3.790 millones de dólares además de otros 1.650 millones de dólares por su portfolio de patentes – una cifras que tras los 13.000 millones que pagó Facebook por WhatsApp se antoja hasta “barata” e incluso inferior a los 8.500 millones de dólares que pagó la propia Microsoft por Skype.

De este modo, Microsoft toma el control directo del 90% del mercado de terminales con Windows Phone que está en manos de los terminales Nokia además del resto del catálogo de Nokia como los terminales Asha e incluso los Nokia X con Android. En su anuncio, el acuerdo supuestamente se iba a completar a inicios de 2014 pero diferentes retrasos por la burocracia en diferentes países lo han llevado hasta el mes de abril.

Nokia se centra ahora en redes, HERE y tecnología avanzada

Nokia, como marca, sigue en propiedad de la empresa finlandesa que ahora se centrará en tres negocios, el de las redes o NSN, sus mapas HERE, para los que Microsoft ha firmado un acuerdo de uso de 4 años, y el de las tecnologías avanzadas, destinadas a generar nuevos productos que vender en forma de patentes.

Los teléfonos Lumia podrán seguir llamándose Nokia durante los próximos años

Por su parte, Microsoft adquiere la propiedad de las marcas Lumia y Asha y podrá seguir utilizando Nokia para los terminales durante, de momento, 10 años, aunque ya hay voces de que en la empresa de Redmond ya tienen planes para progresivamente ir cambiando esto hasta contar con terminales marca “Microsoft” en el futuro – pese a que las primeras experiencias no les fueron muy bien, si recordamos los Microsoft Kin -. Por su parte, Nokia no podrá utilizar esta marca en ningún dispositivo móvil a partir del 31 de diciembre de 2015.

NOKIA-MICROSOFT

Microsoft se enfrenta a un reto importante en esta nueva faceta como fabricante ya que el año pasado Nokia vendía 251 millones de teléfonos entre todas sus gamas, y de estas sólo 30 millones fueron Lumias con Windows Phone. De este modo, virtualmente, Microsoft se coloca como el segundo fabricante por unidades vendidas tras Samsung con unas gamas como Asha o Nokia X en las que tiene poca o ninguna experiencia.

Sin embargo, esto quiere gestionarlo gracias a que con el acuerdo los 32.000 empleados de la división de móviles del fabricante finlandés pasan a ser parte de Microsoft, por lo que se garantiza que cuenta con el equipo humano y la experiencia para gestionarlo. Sobre todo es intrigante cómo se desenvolverá Microsoft en el terreno de su gran rival, Android con los Nokia X. Con estos tiene la posibilidad de plantar cierta batalla a los servicios del buscador incluyendo en su propia plataforma cosas como OneDrive, Skype o Outlook.

Microsoft tiene un reto importante, balancear su papel como rival para los fabricante y licenciatario de software

Pero quizás, la posición más delicada ahora la tiene Windows Phone ya que está por ver si el poco apoyo que de momento tiene el sistema operativo parte de otros fabricantes no se tornará nulo al ser Microsoft quien les hace la competencia directa con los Lumia que dominan el mercado a la vez que les licencia el software. De conseguir balancear correctamente estas dos facetas, superará a casos anteriores en los que casi siempre se ha fallado como la propia Nokia que se quedó sola en Symbian o Palm con el Palm OS. Incluso Google se echó atrás y vendía Motorola sólo dos años después de adquirirla.

Habrá que ver en que se traduce esta fusión que, por otra parte, contará con la misma cabeza visible ya que el hasta ahora CEO de Nokia, Stephen Elop, ha pasado a las filas de Microsoft como el responsable de todos los proyectos de hardware de la compañía, que incluyen los teléfonos y tablets Lumia, las Surface – de hecho, habrá que ver en qué quedan estas dos líneas de producto – y la Xbox.

Mientras Nokia ya ha lanzado su comunicado confirmando el fin del proceso de compra, aún falta la correspondiente nota de prensa de Microsoft pero aún será más interesante la comparecencia de Stephen Elop, quien ha escrito ya una carta abierta comentando sus apreciaciones ante el acuerdo, y en la que el próximo lunes  responderá a todas las preguntas sobre la compra de Nokia por parte de Microsoft.

Fuente: Nokia / Comunicado Stephen Elop

 

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)