Desmontan el Samsung Galaxy S5 y determinan que es muy difícil de reparar

Samsung

Los altos costes de reparación de un smartphone, sobre todo los que derivan de la sustitución de la pantalla por rotura, propicia que muchos usuarios recurran a los repuestos ofertados en tiendas en línea y arreglen ellos mismos el estropicio. El ahorro económico puede ser, si no se tiene un seguro, importante. Sin embargo, con el Samsung Galaxy S5 tal vez no sea tan rentable ya que un análisis de iFixit ha determinado que acceder al interior el smartphone es sumamente complicado.

Las pruebas de iFixit se han convertido en un test de gran calado en la Red no solo por puntuar la dificultad que entraña reparar los más destacados dispositivos electrónicos, incluidos smartphones y tablets. También nos muestra con detalle gran parte de los chip y circuitos integrados. De este modo conocemos con mayor profundidad las características más técnicas del modelo a diseccionar. La llegada del Samsung Galaxy S5 al mercado no ha pasado desapercibida para los chicos de iFixit.Samsung-Galaxy-S5_2

Acceso complicado, muy complicado

Las manos de los técnicos de la citada compañía ya han echado el guante al Samsung Galaxy S5 y las primeras sensaciones no son nada halagüeñas, al menos desde el punto de vista del desmontaje. Y es que el test de “disección” del terminal ha tenido puntos de especial dificultad, sobre todo los relacionados con el display. En un primer momento el desarmar las partes más externas de la carcasa no entraña mayor complicación. La batería es extraíble una vez se retira la tapa trasera, pero el trabajo se vuelve más incómodo a medida que se retinan piezas interiores como la placa y la propia pantalla.Carcasa del Samsung Galaxy S5

La pantalla, componente que requiere un tacto “especial”

Según se muestra en algunas de las secuencias captadas por iFixit, el desmontaje de la pantalla es sumamente complejo, sobre todo a la hora de despegar el fuerte adhesivo que sujeta el display. Para tal proceso se requiere una fuente de intenso calor para evitar roturas y, una vez despegado, es necesario aplicar otra banda adhesiva nueva. Si a este detalle añadimos que para acceder a cualquier otro componente del interior del Samsung Galaxy S5 es preciso desmontar la pantalla, podemos intuir que cualquier reparación es un tanto delicada.Componentes del Samsung Galaxy S5

Por éste y otros motivos iFixit ha determinado que la facilidad para repara el modelo es más bien baja, puntuándolo con un 5 sobre 10 posibles, siendo el 10 la mayor facilidad para reparar el smartphone. A modo comparativo debemos añadir que el anterior modelo, el Samsung Galaxy S4, consiguió en la misma prueba una nota de 8 sobre 10. ¿Te atreves ahora a meterle mano a tu Samsung Galaxy S5?

Fuente: iFixit

Escrito por Víctor Rodríguez