Nueva patente da más pistas de lo que podría ofrecer el iWatch

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Apple

Apple parece que sigue muy interesada en todo lo referente a la monitorización del ejercicio y la salud a través de dispositivos wearables, y como no, el iWatch vuelve a la mente de todos al conocer la nueva patente de los de Cupertino que se centra en un nuevo sistema para mejorar la detección de la función de podómetro de dispositivos “de muñeca”.

Como es obvio, en ningún momento de la nueva patente de Apple registrada por la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. se nombra al iWatch, pero su título “Detección de pasos para podómetros de muñeca” no hace sino apuntar al interés de la compañía en aumentar las funciones destinadas a la monitorización del ejercicio y la salud así como al suculento e incipiente mercado de los wearables.

En esta ocasión, la patente de Apple describe cómo puede mejorar la detección de los pasos del usuario por parte de un podómetro pero, y este es  el detalle, cuando este se lleva puesto en la muñeca. Seguro que los más deportistas entre nuestros lectores conocen que los podómetros ahora realizan esta operación de conteo de pasos mediante software de análisis que traduce los datos recogidos por sus sensores y acelerómetros, lo que ha permitido que ya no tengan que estar situados en los pies y puedan llevarse en otras partes del cuerpo.

14.03.13-Pedometer

Sin embargo, estos algoritmos no dejan de ser “artificiales” y pueden llevar a errores ya que, por ejemplo, si el podómetro se lleva en la pulsera y se vale del movimiento de los brazos, por simplificarlo, para contar los datos, dejará de hacerlo si el corredor deja de moverlos o tendrá errores si cambia su ritmo.

La propuesta de Apple plantea un sistema diferente y algo más inteligente, que traduce los datos de los sensores de movimiento en magnitudes de aceleración y analiza el resultado para determina una frecuencia dominante. Este método, permite también un constante ajuste para evitar los errores en la medición de los pasos cuando nota que hay algún dato que no encaja de entre todos los que le llegan de cada sensor. Además, la propuesta de Apple también calcula el tiempo entre pasos y puede saber si un paso se pierde, para añadirlo, a consecuencia de que cambió el ritmo de balanceo de los brazos.

Finalmente, y esto es lo que vuelve de nuevo a apuntar a la muñeca y al iWatch, es que este sistema permite conocer dónde se lleva puesto el dispositivo para, por ejemplo, saber cuando se empieza a correr si lo llevamos en la muñeca o en otra parte del cuerpo y adaptar las mediciones a esta situación.

Fuente: AppleInsider