Motorola Moto G, primeras impresiones del gama media con mejor precio

Escrito por Miguel Ángel Muñoz
Motorola

Es uno de los modelos más esperados de la firma, de hecho y según nos han confirmado los responsables de la que ya podemos considerar Motorola España, nuestro país es el tercero de Europa que más busca Motorola Moto G en Google. Dicho esto es una realidad que no encontramos ante un modelo que pretende romper el mercado o cuando menos aportar unas buenas prestaciones por un precio muy potente, algo que sin duda nos atrevemos a decir, puede descolocar el mercado.

Nos explicamos, los fabricantes que venden mucho en la gama media y que no tiene fuerza en la gama alta y baja puede tener un problema con el Motorola Moto G. Precios de en torno a los 175 euros dependiendo del operador y demás detalles es mucho decir para un equipo de estas prestaciones.

Primera impresión

Sea como fuere vamos con las primeras impresiones que nos has causado el Moto G, al que podemos considerar piedra angular del renacimiento de la nueva Motorola. De las prestaciones poco podemos decir que no se haya dicho ya, 4,5 pulgadas con Gorilla Glass y protección a las gotas de agua, quad core, cámara de 5 MP, carcasa curva, batería de 2070 mAh, 1GB de RAM, Android 4.3 (Kit Kat en breve) y 143 gramos. Vale, hasta aquí todo conocido, pero cuando lo tienes en la mano ¿Cómo se ve? La primera impresión es que tenemos es la de un modelo de recogida dimensiones para la pantalla que ofrece. Parece muy portable cuando lo coges la primera vez. Eso sí, El Motorola Moto es un pelín pesado para sus dimensiones, 143 gramos se quedan un poco por encima para lo que ofrecen rivales de Android que tiene propuestas similares.

Motorola Moto G con página web en pantalla

Súper precio

La calidad de la pantalla y de la parte trasera al tacto es muy buena. Nos explicamos, superan con creces a la oferta creciente de fabricantes chinos de bajo coste (exceptuando ZTE y Huawei) que ahora pueblan el mercado. En serio, por 175 euros podemos decir que Motorola ofrece un móvil de verdad, con todas las de la ley. Por fuera los botones de bloqueo y encendido se pulsan muy bien, aunque podrían ser levemente más pequeños en su perfil y no pasaría nada. El cambio de la carcasa que la hicimos en cuanto nos han dejado el terminal, de carcasa negra a blanca, se hace fácilmente. Basta con abrir la carcasa trasera desde la zona del cargador de la batería. Ese cambio de carcasa no significa que estemos hablando de un móvil con batería extraíble. El Moto G como ya es moda en algunas marcas integra todo en una pieza. Ya que hablamos de esta pieza conviene dejar claro que está muy pero que muy bien hecha y sensación al tacto es ideal.

Mototola Moto G vista trasera

Un poco de usabilidad

Aunque insistimos en que esto no es más que una toma de contacto, claro aperitivo de la prueba que daremos en breve, sí hemos podido ver cosas que nos han gustado de su funcionamiento. Para empezar nos parece muy práctico la importación de todos los datos, apps y demás desde tu antiguo Android. Bajo el nombre de Motorola Migrate el usuario puede “traerse” todo a su Moto G. Es una realidad que podemos hacer eso de otras maneras y soluciones en el mundo Android, pero también lo es que este es una manera de lo más sencilla y transparente para el usuario que vendrá a las mil maravillas a esos usuarios no muy avanzados que no se quieren complicar la vida.

Otro detalle obvio pero nos ha gustado es que viene con esos 50 GB extras para Google Drive durante dos años. Eso sí, hemos hecho esto a toda velocidad para ofreceros esta toma de contacto y todavía los Gigas no se han añadido a nuestra cuenta de Google Drive…. por lo que en la prueba analizaremos este tema más a fondo.

Mototola Migrate

Assist

Por último nos gusta mucho Assist, la app con la que el teléfono se comporta de manera totalmente personalizada en función de si estés en una reunión o durmiendo. En el modo de reunión puedes filtrar los contactos que siempre te pueden llamar. Además si alguien te llama más de dos veces en menos de cinco minutos entiende que es importante y por ello deja pasar la llamada. Lo mejor es que la configuración de algo sobre el papel tan complejo es de lo más fácil. Por ejemplo en reunión hay dos opciones: silencio y respuesta automática, teniendo cada una de ellas varias opciones en sí mismas. Es decir, hay variables pero todo acotado. Está bien pero echa de menos el poder crear tu un perfil de funcionamiento más extremo, más personal.

Motorola Assist

No nos da tiempo a más, el tiempo apremia y dejamos el equipo en manos de nuestros compañeros de pruebas para que analicen más a fondo este modelo que tiene una relación precio/prestaciones que asusta y que desde luego va a ser una de las banderas de la mayor de las competencia estas Navidades. Un móvil que viene con ganas de hacer ruido pero al que, no todo son bondades, creemos que le falta un poco más de diseño para rizar el rizo. Aunque por ese precio…