Samsung y LG Display ponen fin a su guerra de patentes

Samsung

Los gigantes tecnológicos surcoreanos Samsung y LG han puesto fin a un año de enfrentamientos por patentes. Ambos compañías se habían demandado mutuamente en relación a tecnologías de visualización en pantallas LCD y OLED, tanto para dispositivos móviles como para televisores.

Las guerras de patentes entre los gigantes tecnológicos están a la orden del día y son tantos los litigios que parece que nunca llegarán a su fin. Principalmente, estas demandas se centran en infracciones sobre patentes relacionadas con dispositivos móviles pero pueden extenderse a otros sectores relacionados. Este es el caso de los gigantes surcoreanos Samsung y LG en relación a sus divisiones de Display.

Ambas compañías son líderes en el mercado asiático en la fabricación de pantallas. Las tecnologías LCD y OLED son las que actualmente utilizan tanto para smartphones y tablets como para sus televisores. Estas dos compañías han mantenido en el último año una serie de litigios en los tribunales entorno a la infracción de patentes sobre esta tecnología, acusándose mutuamente de infracción en cuanto a tecnología de visualización e incluso de “robo” de ingenieros clave en su desarrollo.

Sin embargo, un año después parece que el conflicto se ha solucionado. Según un comunicado emitido por Samsung, y recogido por Channel News Asia, ambas compañías han puesto fin a su batalla legal, llegando a la conclusión de que deben centrarse más en el desarrollo de esta tecnología que en el conflicto entre ambas.

 Televisor Samsung LCD

Antes de llegar a este acuerdo, el ministro de comercio de Seúl programó el pasado mes de febrero una reunión para que Samsung y LG llegaran a un acuerdo y no ha sido hasta esta semana cuando finalmente se ha hecho efectivo.

“Llegamos al acuerdo de que los dos debemos centrarnos más en consolidar nuestro liderazgo en el mercado global mediante la cooperación, en lugar de involucrarnos en disputas de patentes”, ha asegurado Samsung. Por su parte, LG ha dicho que lo más importante para la compañía es “mejorar nuestra competitividad a nivel mundial”.

Escrito por Raquel Agüero Mayor