Electrocutado otro joven chino por un iPhone

Electrocutado otro joven chino por un iPhone

Patricia Alvarado

Hace tan sólo unos días que nos quedábamos impactados al conocer la noticia de que una joven china había muerto tras recibir una descarga eléctrica al utilizar el iPhone mientras éste se estaba cargando. Hoy nos sorprende un hecho muy similar, y es que un joven chino se encuentra en estado de coma después de haber sido electrocutado por un iPhone al usarlo mientras estaba conectado a la red eléctrica. Wu Jiantong, así es como se llama este joven, se encuentra actualmente en la UCI en un hospital de Pekín donde permanece hospitalizado.

La hermana de la segunda víctima, la cual estaba con Wu Jiantong en el momento del accidente,  ha informado que su hermano puso a cargar su iPhone durante la tarde del 6 de julio y que en cuanto vio que estaba tirado en el suelo retorcido de dolor fue rápidamente a desenchufar el cargador de la corriente. En esos momentos, asegura que sintió dolor en las manos y cómo la corriente eléctrica atravesaba su cuerpo desde la mano hasta el pie.

El joven chino sufrió un paro cardiaco y el servicio médico que se desplazó hasta su domicilio hicieron todo lo posible para reanimarle y finalmente ingresó en estado de coma en el hospital, situación en la que se encuentra actualmente. El médico que atendió a Wu Jiantong ha confirmado que se trata de una descarga eléctrica y además ha informado de que el joven puede respirar sin ayuda de ningún tipo de máquina, aunque el cerebro todavía no se ha recuperado de la descarga sufrida, por lo que están a la espera de su reacción y de los posibles daños que puede haberle causado.

Otro joven chino es electrocutado por un iPhone.

Es la segunda vez en menos de un mes que ocurre un suceso como este en China. Al parecer, tanto la descarga eléctrica recibida por Ma Ailun como la de Wu Jiantong se han desencadenado al utilizar un cargador no autorizado por Apple. El uso de cargadores de terceros en ocasiones puede desembocar en situaciones como estas, ya que en muchas ocasiones se utilizan materiales de menor calidad y no siempre tenemos la seguridad de que cumplen con la normativa.

Apple, ante la muerte de la joven de 23 años hace un par de semanas, se comprometió a investigar por qué había ocurrido algo así con uno de sus dispositivos, accidente al que ahora se le suma este otro. Veremos a ver en qué queda todo esto finalmente.