Las bajas ventas del iPad mini reducen los beneficios de los proveedores

Apple

La demanda del iPad mini sigue bajando y los proveedores de Apple acusan las menores ventas de lo esperado del tablet en los últimos meses. El último ha sido Pegatron, quien ha visto un importante descenso de sus beneficios para la primera mitad de 2013.

Pegatron, el proveedor de Apple que se encarga de fabricar diferentes componentes tanto para el iPad mini como el iPhone 4S, según indica Bloomberg, ha visto caer su beneficio un 30% en los últimos tres meses. Jason Cheng, CEO de Pegatron, indicaba que el descenso de los beneficios provenientes del iPad mini se han debido “más por la demanda, ya que el precio se ha mantenido estable” y añadía “pero no sólo se ha visto esto en tablets, también e-books y consolas de videojuegos, casi cualquier producto se está moviendo en dirección negativa“.

Pese a que Pegatron también provee de componentes para otros productos, como el Surface de Microsoft, el iPad Mini supone casi la mitad de su actividad, y por tanto, sus ventas son las que afectan más a los resultados de la compañía taiwanesa. Vicent Chen, analista de Yuanta Financial Holding Co. indicaba “es una caída más importante de la esperada. Estamos viendo fuertes indicios desde la cadena de producción de que la demanda del iPad Mini caerá del 20% al 30% en el segundo trimestre del año, en lugar del 15% como se esperaba“.

iPad Mini de Apple

Estas cifras coinciden con las que hace unas semanas revelaba DigiTimes, apuntando a que la principal causa de esta caída tiene su razón de ser en los persistentes rumores del lanzamiento del nuevo iPad mini con pantalla Retina. De hecho, la propia Apple ha ajustado las reservas del actual modelo hasta los 10-12 millones de unidades, frente a las 15 millones de unidades que tenía en los almacenes durante el primer trimestre del año.

Ganan menos, pero siguen ganado más con Apple que con ningún otro

Pegatron se suma a la lista de proveedores de Apple que ven como los productos de Apple ya no marcan, trimestre tras trimestre, resultados récord. Siguen siendo los más rentables, al fin y al cabo, pero menos de lo que la cadena de suministro de la empresa californiana está acostumbrada. Uno de los últimos en señalar esta situación fue LG Display, encargado de fabricar la mayoría de los paneles del iPad y iPad mini. Ésta veía como se reducían los pedidos para abril hasta los 3,5 millones cuando sólo un mes antes producía cerca de 5 millones de unidades al mes, y se espera que siga bajando esta cifra de cara a mayo.

Sin embargo, lo cierto es que deberían decir que sus resultados son “menos buenos de los esperados”, ya que aún que ganan menos, siguen obteniendo unos beneficios que ya quisieran otros fabricantes. El iPad mini se puede considerar un éxito de ventas y Apple mantiene la previsión de que a final de año habrá vendido la friolera de 55 millones de unidades.

 

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)