Google puede dejar de ser el buscador del iPhone

Apple ha sido citada a declarar en el caso que la Federal Trade Comision tiene abierto por supuesta posición de monopolio de Google frente al resto de buscadores, lo que podía provocar que desaparezca como buscador único y exclusivo en los dispositivos móviles de la compañía de Cupertino.

Entre las muchas batallas legales que tienen abiertas las primeras empresas del sector, Google se enfrenta a una denuncia por supuesta posición de competencia desleal y monopolio. En este caso, que lo está llevando adelante la Federal Trade Comission, se ha citado a Apple alegando que el contrato que mantienen ambas empresas para que el buscador sea el que viene por defecto en los teléfonos de Cupertino incurre en este delito.

Google podría dejar de ser el buscador por defecto en iOS

Es por ello que, de la decisión de este tribunal, puede conllevar que en las próximas iteraciones de iOS 5.1 se de la opción a los usuarios de cambiar el motor de búsqueda que hay en la barra de direcciones de Safari, algo por lo que Google paga más de 1.000 millones de dólares al año.

Un paso más en la «guerra fría» entre Apple y Google

Hace poco comentábamos como se estaba fraguando un divorcio, y va camino de que será doloroso, ya que iPhoto ya no utiliza Google Maps para geoposicionar las fotos del iPhone, que recordemos, es una de las «cámaras» de fotos más utilizadas del mundo, ocupando el iPhone 4 la primera posición en Flickr, al que sólo le amenaza su posición la Canon EOS 5D Mark II.

Sin embargo, muchos pensarán que la pérdida de la exclusividad de Google es una considerable pérdida de dinero, pero si recordamos las palabras del propio Jobs al conocer Android («Vamos a gastar cada dólar que tenemos para destruir a Android») no deja de ser un paso natural en su hoja de ruta hacia la guerra frente a Google.

Microsoft puede ser el compañero de batalla de Apple

Es evidente el aplastante dominio de Google en el mundo de los buscadores, al menos en el campo del ordenador personal, sin embargo, si el resto de sus competidores pueden hacerle sombra en el ecosistema móvil, quien sabe si no hay ahí una oportunidad algunos como Bing. Extraños «compañeros de cama» hacen este tipo de situaciones, en los 80 Apple y Microsoft se enfrentaban en una encarnizada lucha y puede que en el siglo XXI tengan que aunar fuerzas ante un enemigo común, Google.