¿Qué hay que hacer para instalar un archivo AAB en Android?

La tecnología y el mundo Android están continuamente en plena evolución y aunque desde 2018 se conoce el nuevo formato AAB presentado por Google para contener sus aplicaciones, no ha sido hasta el mes de agosto de 2021 cuando ha entrado en juego de forma drástica. Lo que ha provocado un efecto en los desarrolladores, aunque también en los usuarios.

Un cambio que busca mejorar la experiencia de los usuarios, dándoles menos tiempos de espera y ofreciendo un nivel de seguridad mayor del que disfrutan actualmente. Con esto Google Play también busca diferenciarse de sus competidores, dado que cada vez existen más tiendas de aplicaciones que ofrecen lo mismo que Google, aunque sin tanta seguridad.

Una gran diferencia

Todos estos cambios terminan afectando de forma directa a quienes instalen aplicaciones desde otras fuentes que no son Google Play. En la propia tienda de Google es ella misma la que se encarga de transformar los archivos que los desarrolladores suben a Google Play como AAB en APK para que nuestro móvil pueda detectarlo, instalarlo y ponerlo en marcha.

Sin embargo, en otros portales externos esa ventaja no existe y se complica mucho la posibilidad de conseguir el acceso a una aplicación, sin importar si es de pago o gratuita. Un cambio que no tiene nada que ver con las versiones Android, dado que en todo caso funcionarán en los smartphones a modo de APK y tampoco con las capas de personalización.

¿Por qué no puedes instalar App Bundle en Android?

Para averiguar el porqué de esto, tenemos que conocer en profundidad en qué consiste un archivo AAB. Este mecanismo se basa en una serie de APKs integrados en un mismo paquete, también llamados Split APK. Pero no todos los APK son necesarios para nuestro móvil, pues cada uno de ellos integra una serie de elementos imprescindibles para el funcionamiento, basados en el idioma o contenidos procesados a diferentes resoluciones para mejorar el rendimiento en cada uno de los smartphones. Algo que se vuelve muy importante en el sistema operativo rey, dado que en Android tenemos una inmensa lista de smartphones con diferentes características.

Nombres de postre Android

Con esto Google quiso ahorrar en peso y en consumo de datos móviles, dado que cuando nosotros desde Google Play tocamos en descargar una aplicación, desde el servidor esté solo enviará a nuestro móvil el conjunto de archivos AAB que necesita nuestro móvil y da forma antes al APK necesario. Un proceso que supone un menor peso que tener que instalar todos los idiomas y elementos gráficos, aunque no se vayan a utilizar nunca en nuestro móvil. También marca un antes y un después para los recursos de la propia Google, teniendo que bajar una menor cantidad de elementos.

Todo ello nos lleva a encontrarnos con la incompatibilidad de los novedosos archivos en los smartphones Android, al contener varios APK en su interior. Por mucho que tratemos de instalar una App Bundle o será imposible sin antes haber hecho el cambio hacia una APK y ese es el problema que más nos podemos encontrar si tratamos de hacernos con apps desde diversas procedencias de terceros.

Pasar un AAB en APK

Si estás pensando en llevar a cabo este proceso manualmente, te tenemos que advertir de que no se trata de algo sencillo que vayamos a poder hacer rápidamente, al menos hasta ahora. Existen dos caminos a escoger, uno de ellos rápido, aunque limitado y más fácil u otro que requiere de algunos conocimientos y paciencia, aunque de forma ilimitada.

La primera opción se basa en una app llamada App Bundle Installer, una herramienta que nos facilita mucho el trabajo dado que ella se encargó de hacerlo todo por nosotros. Incluso, para mayor seguridad nos ofrece la opción de analizar los archivos .aab en busca de malware. Para usarla, tan solo tenemos que descargarla desde Google Play, la cual es gratuita.

app aab

Una vez dentro, tan solo tenemos que escoger el formato AAB y tocar sobre «Select AAB». Esto nos llevará al explorador de archivos, en el cual tenemos que elegir el elemento que contiene este formato. En cuestión de segundo y con un límite de hasta 75 MB, provocando que los parques de archivo mayores tengan que pasar por caja. Una vez esté listo el formato APK, podremos comenzar con la instalación sin tener que preocuparnos por nada más.

El método para expertos requiere de que instalemos la última versión de bundletool en nuestro ordenador desde la web oficial para una vez dentro ejecutar la siguiente línea de código: java -jar bundletool.jar build-apks –bundle=bundleapp.aab –output=out_bundle_archive_set.apks

Esto nos generará un archivo que finaliza en .apks, el cual nosotros vamos a renombrar manualmente por .zip. Tras haber completado esto, solo habrá que usar un administrador de archivos compartido para ver todos y cada uno de los APK que hay en su interior y extraer el que deseemos instalar en el móvil.

¿Son peligrosos los AAB?

Aunque no tienen por qué convertirse en un peligro por sí mismo, dado que como hemos visto contienen los mismos elementos que las APKs, pero divididos correctamente, también pueden contener virus si han sido manipulados. Por ello recomendamos optar por escoger bien el lugar desde donde descargamos un archivo AAB para no jugarnosla a que el malware pueda entrar en nuestro smartphone Android. Hasta ahora son archivos novedosos que no han sido manipulados con esta finalidad, pero poco a poco se convertirá en algo más habitual.

malware

Para tener a ciencia cierta y más claro que no vamos a cometer este error, debemos fijarnos en el nombre del archivo AAB, pero sobre todo en el nombre que se genera una vez que hemos extraído el APK una vez que hemos seguido los pasos anteriores. Si encontramos algún término extraño que no se refiere al desarrollador o la propia app, podemos comenzar a sospechar. Para tener más información sobre las apps, podemos fijarnos en la URL de cada app en Google Play desde el navegador, pues la mayoría de nombres aparecerán aquí o deberían si es que no han sido manipulados.

¡Sé el primero en comentar!