Trucos para hacer las mejores fotos de objetos en movimiento

No hace falta tener un dispositivo móvil demasiado caro para poder ser creativos haciendo fotografías. Por ejemplo, uno de los efectos más buscados por todo usuario amante de la fotografía es la de poder congelar objetos en una imagen, algo para lo que no hace falta ser todo un profesional, sino que solo deberemos tener en cuenta dos puntos clave. Pero, hoy no veremos cómo hacer mejores instantáneas de objetos o personas en movimiento, sino que es hora de descubrir cómo tomas imágenes cuándo nosotros seamos los que estén movimiento.

Muchos móviles nos prometen un increíble autoenfoque que es capaz de congelar las imágenes y a sus principales protagonistas, por mucho que nos movamos, así como una estabilización de otro mundo. Pero, en la mayor parte de las ocasiones, lo que ocurre es que estas fotos salen desenfocadas igualmente, por muy firmes que pongamos nuestras manos al sujetar el teléfono. Por suerte, hay una serie de consejos y configuraciones que podemos probar en ajustar en la cámara de nuestro dispositivo móvil para conseguir que cuando hagamos imágenes en movimiento salgan lo más perfectas posibles.

Sujeta el móvil lo más firme posible

Aunque no sea muy típico entre todos los usuarios, seguramente en más de una ocasión, habéis visto o intentado hacer una fotografía cuando estabais en el tren, en un coche o incluso en una moto. Sin embargo, no siempre resulta tan sencillo sacar la imagen perfecta cuando somos nosotros los que estamos en movimiento. Por suerte, no solo contaremos con los ajustes que nos ayudarán a lograr tomar instantáneas de la mejor manera, sino que también existen pequeños trucos que nos servirán de gran ayuda.

Foto con el móvil desde el coche

Y es que, en muchas ocasiones, el movimiento por estar en un coche u otro medio de transporte parece que nos impide tomar la foto perfecta del cielo o de cualquier objeto. Sin embargo, existe un factor clave a la hora de tomar instantáneas, y es que antes de pulsar el botón para sacar la toma, es importante tener claro qué queremos capturar y, sobre todo, que tendremos una o unas pocas oportunidades para lograr una buena imagen.

Por esto mismo, muy buena que sea la cámara de nuestro dispositivo móvil, si no conseguimos que nuestras manos permanezcan lo más rígidas posibles al momento de tomar la fotografía, la imagen final quedará inservible. Es por esto, que uno de los consejos que más recomiendan es que utilicemos ambas manos en el instante que vayamos a tomar la instantánea. Y no solo esto, sino que la posición sea lo más natural posible. Además, será importante juntar los codos al cuerpo para conseguir la mayor rigidez, con el fin de que no tengamos ningún tipo de movimiento al sacar la toma.

Además, debemos tener en cuenta que tendremos que sujetar bien el smartphone antes de tomar cualquier tipo de instantánea. Sobre todo, aquellos usuarios que deciden tomar imágenes cuando van en bici, en moto o incluso en patinete, ya que correremos el riesgo de que se nos caiga el móvil, por lo que podríamos hacer que se rompa por completo o, en el peor de los casos, que lo perdamos.

Compra un estabilizador

Los propios smartphones suelen contar con un propio estabilizador, aunque en su mayor parte suele estar enfocado para la grabación de vídeo. Sin embargo, podemos recurrir a este tipo de accesorios con el fin de lograr la mayor rigidez en el smartphone, además de que el agarre será también sencillo. De esta forma, si estamos en un transporte o vehículo que se mueve demasiado, el estabilizador nos lo podrá más fácil. Y como os decíamos, aunque esté enfocado para el vídeo, nos ayudará a sacar la toma perfecta cuando estemos en movimiento.

Configura la app de cámara

A pesar de que logremos una sujeción perfecta de nuestro dispositivo móvil, también dependerá de aquello que queramos llegar a fotografiar. Básicamente porque si el objeto o sujeto también está en movimiento, al igual que nosotros, tendremos que llevar a cabo una serie de ajustes.

Sujetar el móvil al hacer una foto en movimiento

Eso no quiere decir que no podamos configurar la cámara de nuestro smartphone si aquello que queremos fotografiar está quieto mientras nosotros nos movemos, ya que también podemos intentar ajustarla para lograr la imagen idónea. Para ello, deberemos tener en cuenta los siguientes aspectos clave.

Modo ráfaga

Este modo nos podrá ofrecer muy buenos resultados, ya que, cuando utilizamos la ráfaga, podremos hacer varias imágenes en un solo segundo. Además de que este modo se utiliza normalmente para cuando queramos tomar instantáneas con una velocidad de disparo mayor, para que se congele la acción delante de la cámara. Por lo tanto, será una buena opción si estamos en movimiento y queremos intentar sacar una buena toma.

Velocidad de obturación

Este será otro de los puntos fundamentales a la hora de tomar una imagen de un objeto que está en movimiento, al igual que si somos nosotros los que nos estamos moviendo. Normalmente, las fotografías se suelen hacer a una velocidad de 1/50 o 1/100, por lo que cuanto más aumentemos dicho número, menos tiempo permanecerá abierto el obturador. Con esto, por tanto, conseguiremos que más “congelados” aparezcan los protagonistas de la imagen que queremos tomar.

Foto con el móvil en movimiento

Para esto, tendremos que acceder a los ajustes manuales de la cámara de nuestro dispositivo móvil, y probar a aumentarla, por ejemplo, hasta 1/250. El problema de aumentar esta velocidad es que se capta menos luz. Aunque será ningún problema si estamos sacando una foto a plena luz del sol. Pero si empieza a escasear la iluminación, notaremos rápidamente que la imagen es mucho más oscura de lo que debería.

Haz barridos

Para tomar una instantánea, por ejemplo, de un ciclista pasando a toda velocidad por al lado de nosotros mientras vamos en coche, es mejor seguir su trayectoria a esperar a que pase por delante de la cámara. Más que nada, porque si nos quedamos quietos lo más normal es que el fondo de la imagen se muestre nítido y el ciclista borroso. Pero, si llegamos a seguir directamente su trayectoria podremos conseguir el efecto contrario, enfocando al sujeto en movimiento con una alta velocidad de obturación.

Juega con el ISO

Otro punto clave para poder compensar esa falta de luz, una vez que hemos ajustado la velocidad de obturación a un ajuste más rápido, lo que tendremos que pasar a ajustar será también el ISO en los controles manuales de la cámara de nuestro dispositivo móvil. De esta manera, ajustaremos la luminosidad que captará el sensor de nuestro smartphone, eso sí, debemos tener en cuenta que el ruido de la imagen no sea demasiado elevado. Por esa misma razón, tendremos que jugar con estos dos parámetros, hasta encontrar el equilibrio ideal entre la velocidad y la iluminación.

¡Sé el primero en comentar!