Para que las aplicaciones puedan acceder a ciertos elementos de nuestros smartphones deben tener declarados los “permisos” correspondientes. Sin ellos el acceso a dichos elementos está restringido. Los usuarios pueden conocer en todo momento los permisos que una aplicación pide, sin embargo, Android por defecto no permite gestionarlos y controlarlos de manera que si aceptamos instalar una aplicación aceptamos que tenga acceso a todo lo que pide.

Algunas roms personalizadas, por ejemplo CyanogenMod, cuentan con un administrador de permisos nativo que se instala por defecto junto a la rom y que nos permite controlar de manera individual los permisos de cada aplicación. Como no todos los usuarios quieren o saben instalar roms personalizadas en este tutorial os vamos a enseñar cómo poder gestionar los permisos de las aplicaciones de nuestro Android sin la necesidad de tener permisos de root ni cambiar la rom del sistema.

Lo primero que debemos hacer es descargar Permission Manager desde la Play Store. Esta aplicación es totalmente gratuita.

La app no se encontró en la tienda 🙁 #wpappbox

Links: → Visit Store → Search Google

Una vez descargada e instalada la ejecutamos y lo primero que nos aparecerá en la pantalla es un aviso de que el administrador de permisos se encuentra en una aplicación independiente indicada con el icono de la máscara de V de Vendetta.

Android-Permission-Manager-foto-1

Android-Permission-Manager-foto-2

La aplicación que estamos ejecutando ahora mismo sólo sirve para ver las aplicaciones más peligrosas en función de los permisos que tienen (en la versión Free sólo veremos las 5 más peligrosas).

Android-Permission-Manager-foto-3

Cerramos esta aplicación y desde el lanzador de aplicaciones buscamos la aplicación “Manage Permissions”, la que tiene el icono de V de Vendetta. La ejecutamos y lo primero que veremos será una lista con todas las aplicaciones instaladas en nuestro dispositivo y sus correspondientes permisos.

Android-Permission-Manager-foto-4

Si deslizamos la pantalla hacia la izquierda podremos filtrar las aplicaciones en función de sus permisos:

  • Ubicación
  • Información Personal
  • Acceso a los mensajes
  • Acceso al contenido multimedia
  • Acceso a la información del dispositivo
  • Permisos de ejecución Acceso administrativo (aplicaciones con permisos de root)

Android-Permission-Manager-foto-6

Ahora lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre la aplicación que queremos controlar y veremos un resumen de la misma y de todos sus permisos.

Android-Permission-Manager-foto-5

Desde aquí podemos quitar todos aquellos que no queramos permitir, por ejemplo, denegamos el acceso a la ubicación y hacemos que nos pregunte siempre que intente acceder a la información personal.

Una vez hecho esto ya podemos cerrar la aplicación y veremos como la próxima vez que ejecutemos la aplicación y esta intente acceder a algún permiso no podrá hacerlo o nos aparecerá una notificación pidiendo permiso para acceder a ello.

Este administrador de permisos funciona sólo en Android 4.3 o superior. En nuestro caso nos ha funcionado en un Nexus 4 con Android 5.1 sin problemas.