Por qué no deberías cargar el móvil en el coche

Seguramente que, a más de una persona, le ha pasado que ha salido de casa sin haber cargado el móvil y apenas contar con la batería suficiente como para aguantar varias horas. Por ello, lo más común es que si viaja en coche recurra a ponerlo a cargar en el coche. Sin embargo, no es recomendable realizar esta práctica por diferentes motivos.

Por muy útil que parezca, ya que cubre a la perfección la necesidad de recargar nuestro dispositivo móvil si lo necesitamos, conectar el smartphone mediante el USB del coche mientras se conduce no será siempre la mejor opción. Especialmente, si esta acción se convierte en una práctica constante, ya que afectará de manera negativa a la batería de nuestro teléfono.

La parte negativa de cargar el móvil en el coche

El principal problema que nos encontramos en esta simple acción es sencillo. Aunque creamos que enchufarlo a la corriente a través de cualquier USB no daña nuestro dispositivo móvil, la realidad es que los coches no están diseñados para esto, por lo que necesitarás también contar con un soporte para el smartphone. Básicamente porque el puerto que tenemos en nuestro vehículo da una menor potencia de la que necesita nuestro teléfono, o al menos en la mayoría de los casos.

movil coche

Los fabricantes de coches suelen montar en sus vehículos USB 1.0 o 2.0, estándares que no nos proporcionará una intensidad de corriente la cual es necesaria hoy en día para los smartphones. No obstante, por ejemplo, los modelos más nuevos ya cuentan con una tecnología superior. Es decir, ya incluyen uno de 2 amperios, por lo que se consigue el mínimo necesario para poder alimentar de forma óptima la batería en de los smartphones.

Eso sí, estos puertos están ideados para que podamos introducir memorias pen drive para poder escuchar música mientras conducimos. Incluso, el simple hecho de hacerlo habitualmente puede llegar a provocar que el teléfono deje de cargarse en determinados momentos, por lo que estará continuamente conectándose y desconectándose, provocando que la batería se dañe poco a poco con el paso del tiempo. O, también, se podrá dar el caso de que se quede bloqueado o que cargue mucho más lento de lo que estamos acostumbrados.

Aunque no todo son malas noticias, ya que sí podrás seguir cargando tu smartphone en el coche, pero teniendo en cuenta que no deberá ser nuestra vía principal todos los días o bien optar pro cargar el móvil con energía limpia como alternativa. Además, existen una opción mejor que no dañará nuestro teléfono: los cargadores de mechero. Estos cuentan con la tecnología ya adaptaba a las necesidades de la batería de los dispositivos móviles, por lo que de esta forma obtendríamos la energía necesaria, llegando hasta 12W. Solo hará falta comprar el adecuado para el modelo de móvil que tengamos. O, también será buena idea contar con un cargador portátil a mano.

¡Sé el primero en comentar!