¿Has perdido o te han robado tu móvil? Con este método nadie podrá usarlo

No todos lo sabrán, ya que no es algo que se suela revisar o se conozca de primeras a la hora de comprar un nuevo smartphone. Pero, el número IMEI puede llegar a ser de vital importancia en determinadas ocasiones. Este dígito es el encargado principal que se utiliza para poder identificar un teléfono de otro. Además, de que en algún momento tendremos que llegar a utilizarlo, por lo que será imprescindible saber exactamente cuál es.

Uno de esos momentos podría ser cuando perdamos o nos roben nuestro dispositivo móvil, ya que con este número podríamos bloquear cualquier terminal. Por tanto, os explicaremos cómo localizar este dígito y cómo tenéis que actuar para llegar a hacer uso de este identificador único que cada teléfono tiene en su interior.

Cómo localizo el IMEI si no tengo el móvil

Uno de los escenarios que podemos toparnos es la necesidad de disponer de este código cuando no tenemos el teléfono con nosotros, ya sea por robo o porque lo hayamos perdido sin querer. Para conocer el IMEI la opción más fácil será revisar la caja original del producto. En ella, tendría que venir una etiqueta en la que suele aparecer el código de barras, y el IMEI del terminal. Si contamos aún con el terminal Android, debemos pulsar en nuestro teclado la secuencia *#06#. Si el teléfono es un iPhone, podemos encontrarlo en Ajustes > General > Información del dispositivo.

IMEI números móvil

En el caso de que no tuviéramos la caja original del producto, también podemos recurrir a la factura de compra, ya que en estos casos el propio proveedor coloca este identificador en los detalles de la factura para evitar futuros problemas de garantía. Aunque, una de las mejores opciones antes de llegar a esta posibilidad será apuntar en un papel cuál es este número.

Aunque existe dos opciones más, la primera será ponernos en contacto con la operadora o tienda en la que adquirimos el terminal para que nos lo facilite. Y como segunda opción podemos visitar la página web de Google: “Encontrar mi dispositivo”. En ella, solamente tendremos que identificarnos con el correo que utilicemos en el propio smartphone. Una vez dentro, tendremos que pulsar sobre el dispositivo móvil que queramos averiguar su identificador y acceder a su información. Después, se desplegará una ventana en la que aparecerá cuando se registró el terminal y su IMEI.

Qué sucede al bloquear un móvil por IMEI

Con esta forma de bloquear un dispositivo logramos impedir que cualquier persona pueda utilizar cualquier tarjeta SIM en el terminal. Es decir, básicamente lograremos que nadie pueda llamar, recibir llamadas o mensajes. Además, de que también haremos que no puedan usarlo para conectarse a Internet a través de los datos móviles. En cambio, si la persona que se ha encontrado el teléfono o nos lo ha sustraído consigue desbloquearlo y resetearlo, podrá hacer uso de él a través del Wi-Fi.

Seguridad IMEI teléfono con llave

No obstante, estará usando un teléfono que no está al cien por cien de su funcionamiento, ya que haremos que funciones básicas como las mencionadas anteriormente no se puedan usar con ese dispositivo móvil. En resumen, realizar este método en cualquier smartphone se logra capar una parte de su conectividad.

Además, es importante señalar que hacer este tipo de bloqueo no conseguiremos borrar todos los datos o archivos multimedia que tengamos en ese teléfono. Por lo que, para esto tendremos que asegurarnos siempre contar con una de las múltiples opciones que nos encontramos en los terminales de hoy en día para que solo nosotros podamos desbloquearlo como es el uso de un patrón, el sensor de huellas, entre otros. No obstante, siempre es bueno saber cómo llevarlo a cabo para que ningún otro usuario pueda usarlo por completo, ya que es una medida de seguridad extra que siempre podremos tomar en caso de que nos roben el terminal o lo perdamos sin querer.

Cómo realizar el bloqueo

Antes de intentar dicho bloqueo, deberemos conocer el identificador de nuestro dispositivo móvil. Después, el segundo paso que deberemos hacer es coger la factura de compra y presentar una denuncia en comisaría. Aunque no todas las operadoras nos exigirán dicho documento, es algo importante ya que contamos con una prueba verídica de que nos han sustraído el teléfono.

Tras saber el número IMEI y haber puesto dicha denuncia, habrá que ponernos en contacto con nuestro operador en caso de que lo hayamos comprado a través de una. Después, habrá que solicitar que lleven a cabo dicho bloqueo del teléfono con el identificador. Sin embargo, el proceso puede tardar más o menos en función de la importancia que le den.

comisaria policia

En caso de haberlo adquirido libre o haberlo comprado en otra compañía, deberás llamar a tu actual operadora para registrar este número identificativo en su base de datos. Una vez hecho, en la misma llamada podremos bloquear el móvil con este dígito para que nadie más pueda hacer uso de él para llamadas, mensajes o datos móviles. Pero, recuerda que no estaremos borrando todo lo que tengamos en dicho terminal, ya que si averiguan como entrar podrán acceder a todos ellos.

En caso de que recuperes el móvil robado y ya hayas procedido a inutilizarlo mediante este método, no os preocupéis, porque podréis quitar esta restricción sin ningún tipo de problemas. A continuación, os explicaremos qué pasos deberéis seguir.

¿Y si encuentro mi terminal?

Si esto llega a ocurrir, podremos desbloquearlo de la misma forma que ha sido restringido. Es decir, tendremos que volver a llamar al operador que nos corresponda. Por lo que no cambia demasiado respecto al proceso anterior. Eso sí, nos pedirán explicar cómo ha sido recuperado dicho dispositivo móvil y, seguramente, se tenga que identificar. Con el objetivo de que se efectúe correctamente este paso. Además, el proceso en sí no presenta apenas complicaciones. No obstante, en algunos casos no suele realizarse de forma inmediata, por lo que podría llegar a ser efectivo hasta dos meses después. Aunque, la situación más normal es que llegue a tardar máximo un plazo de dos días.

El gran problema del IMEI

Después de aclarar que el bloqueo por IMEI es una opción con la que se impide a cualquier persona usar ese móvil para llamar por teléfono o usar tarifa de datos, el problema es que no sirve en todos los países. Por ejemplo, en España, si contactamos con nuestro operador nos permitirá bloquear el móvil para que no funcione con ningún operador de España, además de invalidar la tarjeta SIM.

verificacion imei

Es decir, un móvil robado en España no va a poder funcionar en Estados Unidos o en otros países de la Unión Europea de nuestro entorno como es el caso de Francia o Alemania. Esto se debe a que los operadores de estos territorios usan el sistema de bloqueo internacional de la GSMA. Estados Unidos tiene la CTIA, donde todos los operadores del país cotejan las bases de datos con la de la GSMA.

Sin embargo, hay más de cien países cuyos operadores no cuentan con estas listas negras, logrando que un móvil robado en Estados Unidos funcione perfectamente en un país de América Latina. Como también puede darse el hecho de que uno robado en la Unión Europea pueda funcionar bien en países de África.

Básicamente porque no todos los países forman parte de los acuerdos a nivel mundial. La GSMA creó el estándar de telefonía móvil en 1982, y decidieron formar una base de datos común después de que, en 2015, ya se alcanzasen los 10.000 millones de líneas en todo el mundo. Gracias a ella, los operadores que así lo quieran pueden llevar un control de los smartphones que están dentro de su lista negra por haber sido robados, incluso en países distintos a los que operan. Y aquí es donde nos encontramos con el gran problema al utilizar el bloqueo por IMEI, ya que no todos los operadores del mundo utilizan esa base de datos para comprobar los móviles robados.