Certificación MIL-STD-810G, la clave de los mejores móviles todoterreno

En más de una ocasión habrás visto que una de las características de un determinado smartphone es presumir de ser «todoterreno» o «resistente». Para que un smartphone pueda catalogarse de esta forma debería contar con la certificación MIL-STD-810G.

Este es un estándar de grado militar que se aplica sobre determinados equipos, no solo smartphones, tras haberlos sometido a diferentes pruebas y torturas.

Altísima protección de grado militar

En los Estados Unidos, la Norma Militar (también descrita como MIL-STD) es aplicada por el Departamento de Defensa y mantenida por la Fuerza Aérea, el Ejército y la Marina de los EE. UU. Existe para garantizar que los productos cumplan con unos requisitos específicos para diversos fines relacionados con la defensa.

Pero este grado de certificación no solo se utiliza en el sector militar, sino también en organizaciones que no son de defensa, como el de consumo, siempre y cuando se cumpla con la superación de unos métodos de prueba exhaustivos que validan la preparación de un producto para condiciones extremas.

En la actualidad hay más de 40 estándares militares pero el más popular es el MIL-STD-810G, el cual aborda una amplia gama de condiciones ambientales, métodos de prueba, y diferentes tipos de test que otorga una resistencia fuera de lo común.

MIL_810G

La documentación oficial de este estándar se divide en nada más y nada menos que 804 páginas en total y se divide en tres partes:

  • Parte uno: Pautas del programa de ingeniería ambiental
  • Segunda parte: métodos de prueba de laboratorio
  • Tercera parte: Regiones climáticas del mundo – Orientación

Evidentemente, no vamos a dejaros aquí las más de 800 páginas, pero sí que os vamos a resumir quién puede beneficiarse de estos equipos, cuáles presumen de ello y qué pruebas pasan.

¿Para quién va dirigido?

Si un dispositivo cumple con el estándar MIL-STD-810G, debería, en teoría, ser resistente a todo tipo de accidentes, es decir, debería tener muchas más probabilidades de sobrevivir a las caídas y a las duras condiciones ambientales en que usemos el smartphone. Por este motivo los móviles que están certificados con este identificativo son perfectos para usarse en entornos laborales «complicados»

Si trabajas en la construcción, donde constantemente se puede caer el teléfono, en algún servicio de emergencias o, simplemente, eres un apasionado de la escalada y los deportes de riesgo, deberías considerar un teléfono con clasificación MIL-STD-810G.

¿Qué pruebas pasan los móviles?

Para conseguir presumir de esta certificación entre sus especificaciones, los móviles son sometidos a duras pruebas para testar su resistencia a líquidos, a golpes, arañazos, y entornos climáticos extremos. Aunque son muchos, vamos a centrarnos en los que afectan a los smartphones.

movil todoterreno

Método de prueba 500.5 – Baja presión (altitud)

El propósito de este método es determinar si un producto puede funcionar en una configuración de baja presión o soportar cambios rápidos de presión.

Método de prueba 501.5 – Alta temperatura

Esta prueba se utiliza para determinar los efectos sobre el material, así como el rendimiento de un móvil resistente en condiciones de alta temperatura. No es válido para una exposición prolongada a altas temperaturas.

Método de prueba 502.5 – Baja temperatura

Al igual que el método de prueba anterior, garantiza la fiabilidad adecuada del material durante bajas temperaturas, pero también se centra en el rendimiento durante el almacenamiento, la operación y la manipulación.

Método de prueba 503.5 – Choque de temperatura

Este método se utiliza para determinar cambios repentinos de temperatura y su efecto en el rendimiento del dispositivo.

Método de prueba 504.1 – Contaminación por fluidos

Prueba que garantizará un rendimiento adecuado, así como los efectos físicos en en equipo cuando se somete a una exposición a líquidos durante diferentes periodos de tiempo.

Método de prueba 505.5 – Radiación solar (luz solar)

Una forma de conocer cómo se comporta el smartphone ante una exposición directa a la luz solar.

Método de prueba 506.5 – Lluvia

Esta prueba no es solo para entornos que experimentan mucha lluvia, sino que trata con otros factores, como agua pulverizada o goteo de agua durante el almacenamiento, transporte o uso del móvil. La protección del chasis del teléfono debe ayudar a prevenir cualquier intrusión de agua en los componentes internos del mismo.

Método de prueba 507.5 – Humedad

Este método de prueba combina calor y agua y mide los efectos en el dispositivo dentro de atmósferas cálidas y húmedas.

Método de prueba 508.6 – Hongos

Aunque muchos lo ignoran, debido al clima un sistema informático puede tener crecimiento de hongos y puede afectar el metal y al rendimiento del teléfono.

Método de prueba 509.5 – Niebla salina

Este método de prueba asegura que incluso si los depósitos de sal llegan a los componentes físicos o eléctricos de la placa base, funcionará bien.

Método de prueba 510.5 – Arena y polvo

Este es un método de prueba bastante popular para smartphones usados en la construcción y entornos similares, donde las partículas de polvo o arena son una preocupación. Se ponen bajo lupa las aberturas y hendiduras del móvil para probar la efectividad de sus filtros.

Método de prueba 511.5 – Atmósfera explosiva

Esta prueba no mide la robustez de un móvil alrededor de material explosivo, sino que testa si puede funcionar en una atmósfera de aire y combustible sin causar una explosión. Generalmente esta prueba se dirige a la industria del petróleo y el gas.

Método de prueba 512.5 – Inmersión

Prueba que mide el desempeño antes, durante y después de una inmersión, total o parcial del móvil en líquido.

Método de prueba 513.6 – Aceleración

Si no vas a usar el móvil para viajar a la luna, no debería afectarte esta prueba que analiza su comportamiento cuando se expone a las altas aceleraciones.

Método de prueba 514.6 – Vibración

Asegura que los componentes resistentes funcionen adecuadamente tras someterlos a diferentes niveles de vibración.

Método de prueba 516.6 – Choque

El método de prueba más buscado y el principal motivo para tener un smartphone con certificación MIL-STD-810G. Este test mide la eficacia de un teléfono al resistir los golpes durante el transporte, la manipulación y el servicio.

Método de prueba 520.3: temperatura, humedad, vibración y altitud

Similar a otros métodos de prueba, pero con algunos cambios. Mide cómo responde un equipo resistente al someterse a todos los factores ambientales combinados.

Método de prueba 521.3 – Congelación / Lluvia helada

Una prueba perfecta para aquellos que usan el smartphone en entornos extremos como estaciones de nieve o en alta mar en invierno. Como su propio nombre indica, analiza el comportamiento del smartphone ante circunstancias climatológicas extremas.

Método de prueba 526 – Impacto de riel

Durante el transporte pueden suceder muchas cosas. Esta prueba garantiza que el teléfono sobrevivirá a los posibles escenarios de impacto de un automóvil durante el transporte.

Ojo, no son invencibles

Es cierto que la certificación MIL-STD-810G es la mejor de la que puede presumir un dispositivo pero no significa que los móviles que gozan de ella sean indestructibles. Para que un teléfono sea certificado con este grado los fabricantes deben asegurarse de cumplir las estrictas pautas establecidas en la documentación oficial que hemos indicada sobre estas líneas.

movil todoterreno

Esto significa que el dispositivo será tratado en laboratorios de pruebas externos que puedan emular las mismas 29 pruebas utilizadas por los militares. La clave aquí está en que no hay nada que impida que un fabricante realice las pruebas internamente y sin verificación externa. La empresa no necesita proporcionar pruebas de que se haya realizado realmente alguna de estas pruebas.

Por lo tanto, una empresa puede afirmar que su dispositivo cumple con este estándar al haber «modificado» u omitido por completo ciertas partes.

Móviles con certificación MIL-STD-810G

Samsung Galaxy Xcover Pro

Nos son muchos los smartphones que pueden presumir de esta resistencia a prueba de bombas pero hay una serie de marcas como CAT y Ulefone que son unas auténticas expertas en este campo. Pero, además de ellas, vemos como fabricantes más conocidos como Samsung o LG también han lanzado smartphones con certificación MIL-STD-810G.

  • CAT S42
  • CAT S48C
  • CAT S61
  • Doogee S59
  • Doogee S86
  • Hammer Energy 2
  • Hammer Explorer
  • Hammer Blade 2 Pro
  • Hammer Iron 3
  • Kyocera DuraForce Pro 2
  • LG G8 ThinQ
  • LG G8x ThinQ
  • LG V60ThinQ
  • LG Velvet
  • LG Wing
  • Samsung Galaxy Xcover Pro
  • Ulefone Armor Mini 2
  • Ulefone Armor 11 5G
  • Ulefone Armor X5 Pro
  • Ulefone Armor X7
  • Ulefone Armor X7 Pro
  • Ulefone Armor X8
  • Unihertz Atom XL