¿Tienes móvil nuevo pero no te gusta o está roto? Esto es lo que tienes que saber

Para muchos, pequeños y no tan pequeños, hoy es uno de los días más felices del año. Dentro de los paquetes que muchos han encontrado bajo su zapato, los teléfonos móviles han vuelto a ser los grandes protagonistas. El mercado es más amplio que nunca y las ofertas son múltiples en todas las marcas y rangos de precio. Pero, ¿qué pasa si el móvil que nos han regalado no nos gusta?

Los días después de Reyes son los días de las locuras en cuanto a cambios y devoluciones. Sin embargo, parece que no es lo mismo ir a buscar una talla más de chaqueta, que cambiar ese móvil que no te ha gustado o del que esperabas más. No vamos a entrar en los motivos de cada uno, que pueden ser infinitos, pero sí en las opciones que tenemos cuando el terminal no es de nuestro agrado.

Periodo de prueba

Lejos de la creencia popular de que todo vale para devolver un producto dentro de los 15 días siguientes a la fecha de compra, lo cierto es que los establecimientos no están obligados a aceptar cambios y devoluciones solo porque no nos convenza nuestra compra o hayamos cambiado de opinión. En realidad, podremos cambiar nuestro móvil o solicitar un reembolso siempre que presente algún tipo de defecto o tara. No obstante, muchos establecimientos fijan por su cuenta, la deferencia de este tipo de cambios, pero tendremos que estar seguros que es nuestro caso.

ecommerce

No obstante, si se trata de una compra a distancia, existe un periodo legal de desistimiento de 14 días. Esto significa, que podremos devolver el producto sin coste y solicitar un cambio o reembolso. No obstante, la tienda online podrá solicitar que el producto no haya sido usado y se devuelva en perfecto estado de embalaje o precintado. Por tanto, si el móvil no nos interesa, es preferible no sacarlo “por curiosidad” y luego volver a guardarlo, ya que podríamos tener problemas con la devolución.

Hacer valer la garantía

No obstante, si detectamos un defecto de fábrica o una tara en el terminal, podremos hacer valer la garantía: exigir que nos entreguen otro en perfecto estado o que reparen el que tiene el problema. En este caso puede venir bien tener a mano todos los Servicios Técnicos ordenados por marcas.

Si no llegásemos a un acuerdo con el comercio, la ley nos permite solicitar que nos rebajen el precio si nos los quedamos así o, incluso, que nos devuelvan el dinero (alegando la resolución del contrato, en tanto que el vendedor ha incumplido parte de su acuerdo comercial).

reparacion de iphone

No obstante, para poder hacer uso de este derecho, será fundamental que a Melchor, Gaspar y Baltasar, no se les haya olvidado dejarnos el tique de compra o la factura, que será de obligada entrega para hacer uso de la garantía.

¡Sé el primero en comentar!