One UI 3.0 tardará más en llegar a tu Galaxy S10. ¿Por qué?

Samsung

Samsung sigue trabajando sin descanso para poder ofrecer la nueva versión de One UI a sus usuarios. Se trata de una actualización importante de sistema operativo, que tiene que ser trabajada desde cero y adaptada a todas las novedades que Samsung implantará en One UI 3.0. La fase beta ha comenzado a llegar algunos dispositivos, y es precisamente este motivo, por el que One UI 3.0 podría llegar algo más tarde a los Samsung Galaxy S10.

Las fases beta son un camino de pruebas necesario, para poder lanzar versiones estables libres de errores graves. Hemos visto ejemplos en algunas marcas, cuya carrera por ser los primeros les ha llevado en muchas ocasiones a lanzar versiones muy “verdes” y con errores incomprensibles. Samsung está muy encima de este aspecto para que no suceda algo así, como demuestra la beta de One UI 3.0.

La beta de One UI 3.0 para los Galaxy S10

Recordemos que los Galaxy S20 y Galaxy Note 20 ya están probando la beta de One UI 3.0 basada en Android 11. Tras estos terminales, los Galaxy Note 10 fueron los siguientes en sumarse a esta beta con los Galaxy S10 en cola para ser los siguientes. Ahora, Samsung ha preferido “tirar” de cautela y posponer el lanzamiento de la beta en los Galaxy S10, debido a algunos errores detectados en los Galaxy Note 10.

Ha sido el administrador de operaciones Beta de la comunidad de Samsung en Corea del Sur, quien ha explicado que algunos fallos detectados en la beta de los Galaxy Note 10, hacen posponer su actualización en los Galaxy S10, Galaxy S10+ y Galaxy S10e, además de otros terminales como los Galaxy Z Flip, Galaxy Z Fold 2 y sus variantes 5G. La decisión puede suponer un pequeño retraso en la cadena que termina con la versión de Android 11 estable a estos terminales.

beta operations manager samsung

¿Por qué es una buena noticia?

Las fases de desarrollo beta sirven precisamente para esto. Los usuarios que se animan a probar las fases beta son una minoría, comparados con los que reciben la versión final estable. Tener mucha prisa en este aspecto no tiene sentido, por lo que la decisión de Samsung es totalmente acertada y dice mucho de su forma de hacer las cosas bien. La carrera por actualizarse antes que un rival, no tiene sentido si se lanza una versión llena de fallos, como hemos visto en otros fabricantes. Este compromiso ha sido reforzado en Samsung en los últimos tiempos, ya que recordemos que la firma ha confirmado tres años de actualizaciones de sistema operativo para sus buques insignia desde la serie Galaxy S10, y muchos otros terminales de las familias Galaxy A o Galaxy M.

Escrito por David Girao

Fuente > Tizen Help