¿Adiós EMUI 12? EMUI 11 sería la última versión del sistema operativo

Generales

La situación de Huawei no está siendo nada fácil. El mero hecho de que sus terminales estén llegando al mercado sin las apps de Google pre-instaladas, por muy fácil que resulte instalarlas, es algo que suponer una traba que muchos usuarios no entienden. Pero si algo ha demostrado Huawei es que la rendición no parece estar en su hoja de ruta. Sin embargo, en esta hoja de ruta podría estar presente el fin de EMUI tal y como lo conocemos.

Huawei ya trabajaba en su propio sistema operativo, denominado HarmonyOS, antes de que Estados Unidos activara el veto que impide a las empresas norteamericanas hacer negocios con Huawei.  Sin embargo, las restricciones han acelerado el desarrollo y los recursos que Huawei ha puesto para hacer una realidad su nuevo ecosistema. Sin embargo, esto puede suponer el fin de EMUI, es decir, que EMUI 11 podría ser la última versión del sistema operativo de Huawei.

¿EMUI 12 no verá la luz?

Esto significa que EMUI 12 podría no ver nunca la luz, si la firma china materializa HarmonyOS para sus dispositivos inteligentes. En esta ocasión ha sido Wang Chenglu, director de desarrollo de software de Huawei Consumer Business Grouo, el que ha detallado que EMUI 11 y Harmony OS comparten cada vez más elementos, estructura y hoja de ruta. Por tanto, EMUI 11 y todas sus novedades, podrían ser la transición definitiva hacia el gran cambio que prepara la compañía.

harmonyos huawei

Harmony OS tiene como objetivo crear un ecosistema global para estar presente en todo tipo de dispositivos, desde televisiones, hasta relojes inteligentes, vehículos y por supuesto smartphones. Los terminales que se lancen de forma nativa con EMUI 11, serán los primeros en poder probar Harmony OS 2.0 beta. Una reciente línea temporal reveló que los terminales con Kirin 9000 serán los primeros en poder probar la plataforma, seguido de los Kirin 990 5G y los Kirin 810.

Una alternativa a Android

Recordemos que Huawei ha revelado que Harmony Os no es un reemplazo de Android, sino una nueva generación de Android. Este sistema operativo se basaría en AOSP, la versión de código abierto del sistema operativo, convirtiéndose en una opción para cualquier fabricante de móviles. En este sentido, se cree que otras marcas chinas como Xiaomi, Oppo y Vivo también participarían en la finalización del sistema operativo. Sin embargo, Huawie también ha revelado que todo el proceso de implantación podría ser más lento de lo deseado. Una vez hecho, el último escollo de la firma china será convencer de nuevo al usuario para apostar por su nueva plataforma.

Escrito por David Girao

Fuente > GSMArena