Hace ya varias semanas nos hicimos eco de las intenciones de la Comisión Europea de estandarizar a un solo modelo el conector para la totalidad de dispositivos electrónicos que se lancen en el territorio de la Unión. Esta moción fue aprobada por una amplia mayoría, y ahora muchos nos preguntamos cómo podría afectar a Apple la adopción del USB tipo C.

Muchos ven en esta decisión un ataque a Apple, pero nada más lejos de la realidad, al menos eso es lo que anticipan los expertos de la indutrsia que ven en ello un paso lógico.

Objetivo, hacer más sostenible a la industria

Lógicamente no es lo mismo contar con un sistema propio de conexión, en el que puedes innovar todo lo que te propongas, que compartirlo con otros muchos fabricantes, con los que te pondrás que poner de acuerdo para implantar determinadas mejoras. La Unión Europea ha justificado esta decisión por motivos medioambientales, ya que entiende que con un solo conector se reducirán en miles de toneladas los residuos generados por los cables que ya no son compatibles entre los distintos dispositivos.

USB C a Lightning cable

12,3 Millones de toneladas de basura

De hecho son hasta 12,3 millones de toneladas las que se acumulan en la basura a lo largo de todo el año. La decisión de un cargador único ademas permitiría a los fabricantes incluso no entregar nuevos cargadores con sus teléfonos, ya que los anteriores podrían ser perfectamente compatibles, al igual que los cables. Muchos han visto en este movimiento una manera de reducir el protagonismo de Apple en la industria, y también su poder de influencia.

Pero desde IDC, en una entrevista concedida a Mobile World Live, creen que esta nueva regulación que afectaría a Apple,no tiene por qué ser un desafío abierto a la firma de la manzana, ya que lo que se busca es lo mejor para los consumidores, y no un perjuicio directo para un determinado fabricante.

¿Por qué Apple no quiere ser verde?

Hay diferentes formas de ver cómo podría afectar esta decisión a Apple. Desde CCS Insight aseguran que una de las decisiones que tendrán que tomar los fabricantes en este campo será la de entregar menos cables con sus dispositivos, fomentando así la reutilización de los antiguos y ayudando así a reducir esa cantidad de residuos.

Apple ha esgrimido para oponerse a este cambio que la innovación se verá mermada en gran medida al no poder explotar su tecnología patentada, que se concentra en el puerto Lightning. Uno de los aspectos que podrían verse beneficiados de la adopción de un mismo estándar por parte de todos los usuarios será precisamente en la innovación del resto de campos relacionados con la carga de los dispositivos.

El futuro será más limpio

Un mismo estándar podría redundar en la adopción también de otros estándares de carga mejorados, como tecnologías de carga inalámbricas más rápidas y seguras, que podrían convertir en obsoleta incluso la carga mediante cables. Desde IDC también han asegurado que esperan que en los primeros meses después de la implementación del conector único puede que no se noten esos cambios en la industria y en la acumulación de residuos.

Pero es de esperar que con el paso de los meses los residuos acumulados relacionados con los cables y cargadores que tiramos a todo se vayan reduciendo. También se espera que el mercado de móviles sufra una cierta desaceleración, con unos tiempos de reemplazo mayores, por lo que ese despegue en la reducción de residuos será más lenta de lo esperado.