Grabador de pantalla Original, guarda para el recuerdo lo que haces con tu Android

Análisis Aplicaciones

Es posible que en alguna ocasión se tenga la necesidad de grabar lo que se hace con un teléfono o tablet con Android para, por ejemplo, mostrar a una conocido como se realiza una acción o los logros que se consiguen con los juegos. Una opción para realizar esto sin complicaciones es Grabador de pantalla Original.

Este es un desarrollo sencillo que permite grabar de forma rápida e intuitiva lo que se realiza, y sin tener que recurrir a rootear (desproteger) el terminal Android en el que se utiliza. Por lo tanto, todo es realmente sencillo ya que simplemente hay que ejecutar el desarrollo y comenzar con el proceso. Un buen detalle que ofrece Grabador de pantalla Original es que también permite grabar el sonido, como pueden ser las pulsaciones en la pantalla o la banda sonora de un juego, y que el control se puede realizar mediante una tarjeta que aparece en la barra de notificaciones del teléfono o tablet.

En lo que tiene que ver con la interfaz de usuario, lo cierto es que no hay nada que resulte complicado, ya que todos los botones de acción están resaltados en color naranja para que se pueda acceder a ellos de forma sencilla. Además, la zona central del desarrollo está reservada para ver el listado de grabaciones o capturas de pantalla que se han realizado (sí, esto también es posible) y en la zona inferior, hay una cinta con los diferentes apartados de Grabador de pantalla Original. Nada de menú lateral, y es una pena que no esté presente -además, que no existan gestos es algo que se echa de menos en la actualidad-.

Cómo grabar la pantalla (y el sonido) en Android

Sin problemas de compatibilidad, ya que hemos comprobado que en terminales con 2 GB de RAM todo funciona a la perfección, el funcionamiento es bastante intuitivo y al dar uso en segundo plano al desarrollo, no hemos apreciado ralentización alguna en el funcionamiento del desarrollo, por lo que no obtendrás una peor experiencia de uso con los juegos o al ejecutar aplicaciones que son exigentes, como los editores. Por cierto, esta opción no se incluye en Grabador de pantalla Original, por lo que sólo podrás grabar, y esto es importante tenerlo en cuenta. Este trabajo tiene otro detalle positivo: no ocupa mucho espacio de almacenamiento, lo que le hace ser una opción válida para terminales que no son muy modernos.

Opciones de uso y otros detalles de Grabador de pantalla Original

Este desarrollo no es el que ofrece la mayor cantidad de opciones de ajustes que hemos probado hasta la fecha, pero para un uso habitual es más que suficiente para satisfacer a los usuarios. Así, por ejemplo, es posible desde gestionar la calidad de grabación, que puede alcanzar 1080p, o establecer algunos parámetros adicionales en el sonido -como que se grabe el ambiente o no- o elegir el lugar en el que se almacenan los vídeos obtenidos. Es decir, básico, pero tampoco es que se necesite mucho más si no eres un profesional.

Un buen detalle de Grabador de pantalla Original es que se incluye un botón flotante que permite acceder a las opciones de grabación desde cualquier lugar, siendo este completamente manipulable y se puede colocar en cualquier lugar de la pantalla del dispositivo Android. Útil, pero sería una buena idea que se pudiera ocultar con mayor facilidad. Por cierto, como no podría ser de otra forma, los resultados obtenidos se pueden compartir con gran facilidad mediante el uso de la propia aplicación, lo que permite que en menos de un minuto el vídeo esté en posesión del destinatario.

Consigue Grabador de pantalla Original

Si lo que hemos dicho de esta aplicación te convence, puedes conseguirla sin tener que pagar nada en la tienda Galaxy Store. Sin problemas de compatibilidad y con un uso realmente sencillo, este desarrollo es una buena opción para grabar lo que se hace con un smartphone sin complicaciones y con una calidad más que correcta.

Tabla de Grabador de pantalla Original

Descarga Grabador de pantalla Original en Galaxy Store gratis
Escrito por Iván Martín