EE.UU. obligará a WhatsApp a guardar transcripciones de los mensajes de voz por razones de Seguridad Nacional

software

Parece que el gobierno de Donald Trump no quiere que los usuarios sospechosos de terrorismo puedan esconder sus intenciones enviando mensajes de voz a través de aplicaciones como WhatsApp, Facebook Messenger o iMessage. Es por ello que aprobará una ley que obligará a las empresas propietarias de estos servicios a mantener un archivo de transcripciones de los mensajes de voz de cada usuario por si hubiera que acceder a ellos.

Parece que Donald Trump no afloja en su lucha por controlar lo que se dice y se habla en territorio norteamericano. La última de las iniciativas del presidente estadounidense tiene que ver con los mensajes de WhatsApp y otras apps de chat, en concreto, con los de voz. Y es que como ha reconocido el ejecutivo de la Casa Blanca, diversos informes de los servicios de Inteligencia han detectado que los “elementos sospechosos” que están vigilando han dejado de escribir mensajes en texto para comunicarse mediante clips de voz en lugar de usar texto.

Un truco simple y analógico, pero parece que muy efectivo para burlar a las fuerzas de seguridad

La razón es muy simple, a la encriptación que se someten estas comunicaciones se suma la necesidad de escuchar horas y horas de grabaciones, si es que se accede a la comunicación, para detectar posibles mensajes que supongan una amenaza para la Seguridad Nacional.

Notas de voz de WhatsApp

Es por ello que el Gobierno de EE.UU. quiere cortar por lo sano y obligará a empresas como Facebook, Apple o Google, además de otras comos Telegram o cualquiera que se utilice en terreno del país de las “libertades” – aunque con esta ley sea un poco menos libre – a instaurar un sistema de reconocimiento de voz que transcriba todos los mensajesde voz que se envían los usuarios y los guarde al igual que se hace con los texto. De esta forma, a la hora de intervenir una comunicación por orden judicial, será mucho más rápido localizar términos y expresiones que puedan dar pistas de los planes de los delincuentes en un menor tiempo.

Como de costumbre, matando moscas a cañonazos

Evidentemente, aunque la medida siempre se justifica en pos de la Seguridad Nacional, tanto desde la comunidad de usuarios como desde las propias empresas se han levantado en contra de la futura medida. Representantes de la industria aseguran que supondrá un coste que hará peligrar la sosteniblidad de los servicios gratuitos tal y como están concebidos ahora mismo, por lo que de ser aprobada habría dos salidas posibles: cerrarlos o hacerlos de pago.

Si has llegado a leer hasta el final esta noticia… es probable que te hayas dado cuenta de que es una broma: ¡Feliz día de los Inocentes!

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)