Jailbreak en iOS VS Root en Android: principales diferencias

Escrito por Víctor Rodríguez
Android

Jailbreak. Root. Palabras asociadas desde siempre al control del kernel de iOS y Android, cumplen una función determinada: tomar el control total del sistema operativo. Sin embargo, independientemente del método para conseguir los conocidos permisos de superusuario, ¿qué diferencias existen entre el Jailbreak y el root?

iOS y Android han evolucionado de forma notoria desde que debutasen como plataforma de software para smartphones y tablets, en general. A día de hoy, la experiencia de usuario es mucho más completa. Sin embargo, en sus inicios no contábamos con tantas funcionalidades y mejoras como las que disfrutamos a día de hoy. Ese tal vez fue el principal motivo que llevó a la comunidad de desarrolladores a buscar una alternativa, aunque hoy día sigue siendo aceptada por un buen número de usuarios.

Una finalidad en común

¿Por qué se ven arrastrados algunos usuarios hacia el Jailbreak y el root? Principalmente para eliminar las restricciones impuestas por Apple y Google en su plataforma de software. Imposiciones que marcan la línea de la funcionalidad que los fabricantes desean ofrecer, sin que el usuario pueda salir del capítulo de opciones y ajustes disponibles por defecto. Por la naturaleza del código UNIX utilizado, Jailbreak y root persiguen los permisos de superusuario para lograr esa libertad para modificar cualquier parámetro del kernel.

Cómo hacer jailbreak de iOS 9.3.3 en el iPhone sin necesidad de ordenador

Radio de acción del Jailbreak y el root

Por norma general, el Jailbreak fue concebido inicialmente para instalar aplicaciones que Apple no permitía publicar en la App Store. De hecho, el Jailbreak está muy íntimamente unido a Cydia, el repositorio de apps y software alternativo a la App Store de Apple.

En cuanto al root, esta modificación podríamos enfocarla más en la modificación de las características y estética del sistema. Y es que en este sentido Google Play es más permisivo a la hora de que los desarrolladores publiquen aplicaciones para explotar los beneficios del root.

Producto de estos enfoques, el software que gira en torno al Jailbreak ha estado siempre ligado a acciones enfocadas a mejorar la experiencia de uso de las apps mientras que el root ofrecen la posibilidad de optimizar “a gusto del usuario” el propio sistema operativo. En este sentido cobra especial importancia herramientas como Xposed y sus módulos.

Cómo instalar Xposed en un smartphone Android

Cuando llega el turno de las actualizaciones….

En este sentido, Apple no impide que los iDispositivos con Jailbreak reciban actualizaciones. Los equipos pueden descargar e instalar las actualizaciones OTA liberadas por el fabricante. No obstante, es bien conocido que muchas actualizaciones liberadas entrañan riesgo para quienes quieren mantener el Jailbreak puesto que la instalación de dichas OTA pueden incluir -y de hecho incluyen en muchas ocasiones- parches que neutralizan los bugs utilizados para el desbloqueo del sistema. La parte negativa en este sentido es que los usuarios no conocen cuánto tiempo puede pasar hasta que los desarrolladores logren el método alternativo para vulnerar de nuevo el sistema actualizado.

El parche de seguridad incluido en iOS 9.3.4 bloquea el Jailbreak

En cambio, en la mayor parte de los dispositivos con Android, el root es motivo para que el terminal no detecte actualizaciones OTA o, al menos, que no sea posible descargarlas e instalarlas. La opción alternativa es la instalación manual de firmware que incluya la citada actualización, algo que entraña perder sí o sí los permisos de superusuario. No obstante, a diferencia de iOS, en la mayor parte de los casos es posible recuperar el root.App pidiendo persmisos de superusuario a traves de SuperSU

Seguridad

Ambas alternativas entrañan un riesgo de seguridad adicional al que corre cualquier usuario de iOS y Android. El hecho de dejar que cualquier aplicación pueda tomar el control del sistema deja un agujero para la fuga de información privada. En este sentido Android dispone de una situación aventajada a la de iOS puesto que los usuarios con Jailbreak deben confiar en el desarrollador que compila la app compatible con el Jailbreak. A pesar de los filtros, Cydia es una de las únicas vías para instalar software alternativo y no existe un control como tal.

Apple mide la seguridad de iOS en base al precio de las vulnerabilidades en el “mercado negro”

En el caso de Android, la existencia de herramientas como SuperSU permiten al usuario tomar el control de acceso de las aplicaciones. Este software permite adjudicar manualmente los permisos que el propio usuario. Además, las aplicaciones se instalan principalmente desde Google Play, la cual dispone de filtros de seguridad que Google impone, suponiendo una barrera adicional frente al malware, a pesar de que a veces sea franqueado por los crackers.

Fuente > WonderHowTo