Así funciona la resistencia al agua de los nuevos Samsung Galaxy S7 (vídeo)

Samsung

Tras lo visto en el MWC de Barcelona durante el evento de presentación de Samsung, pudimos ver como la compañía coreana mostraba dos nuevos terminales, el Samsung Galaxy S7 y Samsung Galaxy S7 Edge con un perfil apenas más grueso que sus predecesores. Sin embargo, la marca ha sido capaz de introducir en ambos dispositivos baterías más grandes y una mejorada resistencia al agua.

Pero además, los diferentes modelos de Galaxy Edge S7 e la empresa mantiene ambos dispositivos a prueba de humedades sin el uso de pequeñas tapas de plástico que protejan a los componentes internos del teléfono de agresiones externas, como el conector de auriculares y el puerto microUSB. Todo ello ha conseguido que el Galaxy S7 en sus diferentes versiones pueda presumir del grado de protección IP68, que significa que un dispositivo está totalmente protegido frente a agresiones externas y ser totalmente estanco a polvo, así como presentar protección frente el agua un máximo de 1,5 metros durante 30 minutos.

Resistencia al agua componente por componente

El YouTuber JerryRigEverything desmontó su recientemente adquirido Samsung Galaxy S7 para explicar cómo la compañía ha conseguido esta certificación y que el dispositivo sea resistente al agua. Básicamente, el fabricante afincado en Corea del Sur utiliza sellos de goma y juntas para proteger ciertos puntos débiles que presentan una mayor exposición al líquido. Estos elementos, como la toma de auriculares, el botón de encendido y la bandeja de la tarjeta SIM están fuertemente protegidos gracias al uso de una gran cantidad de pegamento y cinta adhesiva para asegurar que los mismos permanecen en su lugar, lejos de líquidos o humedad, como puedes apreciar en el vídeo del usuario que te mostramos a continuación.

Interesantes mejoras en el Samsung Galaxy s7

De él se pueden extraer curiosas conclusiones como la solución de la compañía para proteger el altavoz de filtraciones de agua. Los ingenieros han utilizado una malla fina superpuesta sobre el altavoz, que utiliza la tensión superficial para dejar pasar el aire pase (y, por lo tanto, el sonido) a través de él, pero no el agua.

Entre los diferentes componentes del terminal también se localizan las pequeñas pegatinas blancas que pasan a teñirse de un color rosado en cuanto entran en contacto con el agua, orientadas a orientar a los profesionales de post-venta de la marca en la gestión de la garantía del Samsung Galaxy S7.

También te puede interesar…

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > YouTube


Comentarios

Sin comentarios