Vuelven a intentar doblar el Nexus 6P, y el resultado no puede ser peor

No se trata de dar vueltas sobre lo mismo, porque como habéis comprobado en los últimos días, ya hemos visto al menos tres bendtest del Nexus 6P en vídeo, que nos han mostrado diferentes resultados. Si los habéis seguido, habréis visto un primer vídeo en el que el Nexus 6P se partía por la mitad, eso sí, después de haberse arañado su pantalla y quemado ésta con la llama de un mechero. Después hemos visto varios vídeos que mostraban que esto no era así y que era muy difícil doblarlo, poniendo en duda este primer vídeo.

Pues bien, resulta que los creadores del vídeo original del Nexus 6P han vuelto a la carga para demostrar que no es tan frágil como se mostraba en el primer vídeo. Como ya os contamos, muchos han achacado la fragilidad para romperse del Nexus 6P a que la pantalla ya había sido dañada con anterioridad tanto con los arañazos como por la llama del mechero, por lo que la prueba según ellos ya estaba adulterada.

Algunos incluso fueron más allá y dudaron de que el teléfono de la prueba se tratara realmente de un Nexus 6P.

Así que los chicos de JerryRigEverything han vuelto a realizar un vídeo donde no sólo intentan volver a doblar el Nexus 6P, sino que se preocupan de que quede muy claro que se trata de un terminal de Google de verdad.

Por esta razón no hay experimentos intermedios con el teléfono, se le puede ver dentro del embalaje. Y como podéis ver en el vídeo, nada más sacar de la caja el Nexus 6P, encenderlo y demostrar que es un terminal de verdad, comienza el bendtest. Como veis, el resultado no puede ser peor, consiguiendo en sólo unos segundos que el Nexus 6P vuelva a partirse por la mitad por el mismo lugar que lo hizo la unidad del vídeo original. Además de esto, el vídeo nos muestra una de las posibles causas de esta fragilidad.

Nexus 6P bendgate

Según vemos en el metraje, y como nos cuentan sus creadores, aunque el cuerpo de metal debe dar más robustez al conjunto del teléfono, este no lo hace porque la carcasa de metal no está anclada o unida al resto del chasis del teléfono como una. Aunque es un elemento vital en la estructura del teléfono, el Gorilla Glass no es capaz de soportar esta presión y cede rápidamente. En cualquier caso, este vídeo viene a refrendar los serios problemas del Nexus 6P para soportar estas pruebas, salvo que alguien demuestre todo lo contrario de nuevo ¿a vosotros qué os parece?

Quizás te interese: