Comparativa de Microsoft Surface Pro 4 frente a Surface Pro 3

Tablet

A Microsoft se le ha achacado desde sus inicios que es una compañía que siempre llega tarde a los cambios en el rumbo de la tecnología, y que a pesar de ello, siempre consigue alcanzar una posición dominante en muchos de los campos a los que se lanza. No es el caso de Windows Phone, que como sabemos no pasa por buenos momentos, pero sí de otros dispositivos como Surface, que han dotado a Microsoft de un liderazgo en la tableta profesional que ahora siguen Apple con el iPad Pro o Google con la nueva Pixel C. Hoy enfrentamos a la nueva Surface Pro 4 frente a su predecesora, la Surface Pro 3.

Cuando un dispositivo funciona tan bien como la gama Surface Pro, recordemos que su tasa de recomendación por parte de los propietarios es del 98%, es difícil abordar los cambios a realizar, para ofrecer un producto mejor sin que pierda su esencia y aquello que tanto le gusta a sus usuarios. Por esta razón, Microsoft ha optado por ofrecer unos cambios muy sutiles en aquellas especificaciones que tenían margen de mejora.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

Diseño, pantalla y gráficos

Aquí Microsoft no se ha complicado demasiado, y ofrece un diseño muy similar al de su predecesor, con un tamaño idéntico entre ambas, de 201 x 292 milímetros, mientras que el grosor de la Surface Pro 4 ha descendido hasta los 8,5mm, mientras que en la Surface Pro 3 era de 9,1mm, el nuevo modelo pesa unos 30 gramos menos. A pesar del mismo tamaño, la Surface Pro 4 gana en tamaño de panel, ya que sube de las 12″ hasta las 12,3″ por lo que los márgenes negros ahora son menos gruesos.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

Uno de los cambios más demandados tenía que ver con la resolución de la pantalla, por eso la Surface Pro 4 ofrece ahora una resolución de 2736 x 1824 píxeles, con una densidad de 267 ppi, algo que mejora y mucho la resolución de la Surface Pro 3, que era 2160 x 1440 con una densidad de 216 dpi. Esto es en parte debido a las nuevas tarjetas gráficas integradas Intel HD 515, 520 o la nueva Intel Iris para los modelos con procesador i7.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

En el diseño, la Surface Pro 4 sigue apostando por el cuerpo de Magnesio de color plata, aunque con un cambio estético, ya que el logo de Surface se sustituye por el de Windows. Curiosamente la Surface Pro 4 pierde el botón de Windows capacitivo que montaba la Surface Pro 3, ya que según los de Redmond, no gozaba de demasiada utilidad.

Procesadores, memoria RAM, cámara y almacenamiento

Este es sin duda uno de los aspectos que más cambios ofrece respecto del anterior modelo, algo lógico por otra parte. Como era de esperar, la nueva Surface Pro 4 llega con una otra familia de procesadores que en sus distintas versiones, nos ofrece los Intel Core M3, i5 e i7, todos ellos de sexta generación, y que como es lógico son capaces de ofrecer un mayor rendimiento y velocidad respecto de sus análogos montados en la Surface Pro 3.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

La memoria RAM aumenta en la nueva Surface Pro 4, ya que aunque mantiene los mismos modelos de 4GB y 8GB de la Surface Pro 3, añade una nueva versión con 16GB, algo que sin duda lo equipara con los equipos de sobremesa más exigentes. En cuanto al almacenamiento, Microsoft ha optado por eliminar la versión de 64GB, por lo que la Surface Pro 4 ofrece versiones de 128GB, 256GB, 512GB y añadiendo una nueva versión con nada menos que 1TB de almacenamiento.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

En cuanto a la cámara de fotos, la Surface Pro 4 sube la apuesta hasta ofrecer un sensor trasero de 8 megapíxeles, frente a los 5 megapíxeles de la Surface Pro 3, en la cámara delantera no hay cambios. Donde no hay cambios es en la autonomía y las conexiones USB.

Accesorios

Este es uno de los principales aspectos de la gama Surface, porque como sabéis, tanto su lápiz como el teclado son elementos casi indispensables para sacarle todo el partido. Uno de los aspectos más controvertidos de esta tableta es su teclado, que nunca ha gustado a todos, y aquí es donde Microsoft ha realizado los cambios más drásticos. Ahora podemos disfrutar con nuevas teclas con relieve y separadas entre sí, mucho más parecidas a las de los teclados convencionales, algo que parece que resolverá definitivamente uno de los aspectos más criticados de Surface.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

Además en el nuevo teclado se incorpora un lector de huellas, por lo que en este aspecto la Surface 4 se sube al cada vez más popular carro de la identificación mediante huellas. Pero no acaban aquí las novedades, porque el nuevo Trackpad de este teclado portátil mejora en la Surface Pro 4, ya que es de cristal, frente al de plástico que montaba el teclado que se lanzó junto a la Surface Pro 3.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

Sobre el lápiz, el que llega con Surface Pro 4 ha multiplicado su sensibilidad respecto de la anterior versión, ya que ofrece 1024 niveles de presión frente a los 256 de su predecesor.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

Precio

Aquí se ha notado un cierto aumento en la nueva Surface Pro 4. Mientras que el modelo básico de la Surface Pro 3 con 64GB de almacenamiento y 4GB de RAM se podía adquirir por unos 850 euros, la nueva Surface Pro 4 de 128GB de almacenamiento y 4GB de RAM está disponible para reservar por 999 euros.

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

En ninguno de los dos casos se incorpora el imprescindible teclado que a su vez cumple la función de “funda” la del Surface Pro 4 y que sirve para los modelos anteriores, se ofrece por 149 euros, el mismo precio al que se ofrecía la anterior versión.

Quizás te interese:

Escrito por Jorge Sanz