Pipo Work W4S, el tablet con doble arranque que te deja usar Android y Windows 8.1

Escrito por José Luis
Android

Es una de esas funciones que no sabemos muy bien por qué no se exprimen más desde las compañías. Y es que los dispositivos ‘dual boot‘, o con doble arranque, son posibles muchas veces por el trabajo de la ‘scene‘ de Android, que deja que tengamos dentro de nuestro smartphone más de una ROM del OS de Google al mismo tiempo. Pero mezclar a distintos fabricantes y tener Windows 8.1 además de Kitkat en el mismo tablet… parece una genialidad, ¿no?

Se llama Work W4S

Pipo es la empresa que está detrás de este tablet que supone la evolución del modelo anterior llamado Work W4 y al que han añadido una ‘S’ pero, más importante todavía, dos sistemas operativos dentro del mismo equipo.

Gracias a ese arranque dual, el tablet pone en marcha tanto su instalación de Android 4.4 KitKat como su Windows 8.1 a la vez, de tal forma que con un simple gesto de pantalla podremos alternar con uno o con otro según lo que necesitemos hacer.

Ojo, no se trata de un arranque al estilo MultiROM de Android, donde al encender el móvil tenemos que seleccionar qué instalación queremos usar, sino que ambos OS están corriendo en el tablet al mismo tiempo y es posible alternar entre ellos casi sin enterarnos.

Pipo Work W4S dual boot con Android y Windows 8.1.

Hardware y precio: ver para creer

Si con lo anterior de tener ese ‘dual boot‘ no os parece suficiente, mirad las caracterísitcas de hardware que tiene, que no están nada mal. Este Pipo Work W4S lleva una pantalla de ocho pulgadas HD, es decir, 1.280×800 pixels de resolución, un procesador Intel Atom Z3735 a 1,3 GHz con Intel HD Graphics incorporado (lo que significa que soporta DirectX 11 y juegos en Windows, por ejemplo), 2GB de memoria RAM, 64 de almacenamiento interno, una cámara principal de 5MP y otra frontal de 2 y, por último, una batería de 4.500 mAh.

¿El precio? Pues viniendo de donde viene, que es China, no esperéis una cantidad muy alta: 699 yuanes que, traducido a euros, vienen a ser unos 110. Lógicamente de comprarlo en algún importador tendremos que añadirle el pico que quieren ponerle para su margen de beneficios, los gastos de envío y, si nos lo paran en la aduana, los impuestos por venir de un país que no pertenece a la Unión Europea.

Pero aun así, tener un tablet como este, con dos sistemas operativos funcionando a la vez por algo más de 150 euros, ¿os parece caro? ¿Cómo veis eso de llevar los dos OS a la vez? Contadnos.