ZTE Blade L3, un nuevo Android Lollipop para la gama más económica

Generales

ZTE lleva unos días presentando ciertas novedades interesantes y en esta ocasión vuelve a tratarse de un smartphone aunque dirigido a los que buscan calidad y bajo precio. El nuevo ZTE Blade L3 llega al mercado con unas especificaciones dignas de la gama de entrada pero con una novedad bastante importante: la presencia de Android 5.0 Lollipop, la última versión del sistema operativo de Google.

Lo cierto es que actualmente no existen demasiados smartphones con Android Lollipop como sistema operativo, ya sea porque el hardware es insuficiente o porque los fabricantes no desean “adaptar” el dispositivo al nuevo sistema. El caso es que, si quieres disfrutar de la experiencia Material Design, puedes optar por uno de los grandes modelos de los mejores fabricantes o alguno más económico y con especificaciones básicas, como este ZTE Blade L3.

Como hemos dicho, el terminal cuenta con Android 5.0 pre-instalado y cuenta con un hardware básico pero suficiente para mover de forma fluida este sistema operativo: concretamente integra un procesador MediaTek MT6582M cuádruple núcleo acompañado por 1 GB de memoria RAM, un dúo más que capaz de ofrecer una experiencia de usuario suave y fluida –aunque claro está, es de esperar que no sea capaz de mover los juegos de última generación-.

ZTE-Logo

Como se puede ver en las imágenes, el diseño de este ZTE Blade L3 es bastante sencillo, con bordes redondeados y tres botones justo debajo de una pantalla que si bien no destaca por su increíble resolución, es más que suficiente para un teléfono de estas características. Cuenta con un panel de 5 pulgadas con resolución qHD, de 540 x 960 píxeles, un paso por delante de los famosos Android One, que ofrecen características básicas a un precio económico. Además, ZTE ha indicado que el Blade L3 estará disponible en varios colores perlados únicos, por lo que es de esperar que estén orientados sobre todo a los usuarios más jóvenes.

Por otra parte, en este smartphone encontraremos, justo en su parte trasera, una cámara de 8 megapíxeles, mientras que la frontal se queda en 2 megapíxeles. La memoria interna llega hasta los 8 GB, doblando lo que normalmente ofrecen los terminales de gama de entrada, y una batería de 2.000 mAh, presumiblemente suficiente para aguantar todo el día.

Sobre la disponibilidad del dispositivo, aún no se conoce nada, y su precio estará en 250 dólares, en torno a los 220 euros. Puede resulta una gran opción para conocer Lollipop a fondo, sobre todo si es compatible con redes LTE, aunque aún no se ha conocido este detalle.

Vía ZTE

Escrito por José López