Tizen se muestra en vídeo muy rápido y optimizado, incluso para la gama baja

Aunque las especificaciones del Samsung Z1 son modestas, tirando a muy básicas, parece que esta falta de rendimiento no afecta a Tizen 2.3, que se muestra en sendos vídeos muy estable, fluido y suave incluso en un terminal de tan limitadas prestaciones.

Después de mucho esperar, Samsung presentaba la semana pasada su primer terminal Tizen, el Samsung Z1, que al final dejó algo fríos al personal ya que se trataba de un dispositivo muy enfocado a la gama baja y a los países emergentes, con un precio inferior a 100 euros.

Ahora bien, el trabajo realizado para optimizar el nuevo sistema operativo, que ya habíamos visto en smartwatches y que apunta también a los SmartTV de Samsung, parece importante. En una serie de vídeos procedentes de India, único país al que de momento va dirigido el Samsung Z1, muestran un software que funciona de forma muy fluida y suave.

Hay que tener en cuenta que este dispositivo cuenta con unas prestaciones no ya limitadas, sino limitadísimas. Si que Windows Phone 8 funcionara en cosas como un Lumia 530 nos sorprendía, no lo hace menos ver como se mueve Tizen en un dispositivo con 768 MB de RAM, 4 GB de espacio de almacenamiento y un procesador Speadtrum dual-core de 1,2 Ghz.

Un sistema que puede ejecutar aplicaciones Android

Es más, desde un primer momento se ha indicado que, a través de la OpenMobile Application Compatibility Layer (ACL), este Samsung Z1 es capaz de ejecutar aplicaciones Android como WhatsApp, por lo que se aunan una plataforma con, aparentemente, pocas exigencias y gran rendimiento.

¿Aprenderá TouchWiz de Tizen?

Todo lo contrario, por ejemplo, de su TouchWiz, la interfaz que parece ser que en el Samsung Galaxy S6 va a sufrir un recorte similar para dar una experiencia a los usuarios de Android más «limpio» y sin tanta intromisión. Quizás la experiencia con Tizen la vuelquen en TouchWiz y se consiga algo parecido.