LG G Flex 2, el nuevo teléfono flexible ya es oficial ¿en qué ha mejorado?

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
LG

En el CES 2013 se desvelaba el que ha sido el único terminal flexible que ha llegado a España, el LG G Flex. Una propuesta innovadora que dos años después tiene la réplica en el LG G Flex 2 que yo ya es oficial y del que desgranamos sus novedades así como las mejoras frente al anterior modelo.

Al final se filtraba unas horas antes, y algunos medios han tenido la suerte de poder tenerlo ya en sus manos y comprobar las novedades que ofrece este nuevo LG G Flex 2, que entre otras, ha reducido su pantalla de 6 pulgadas a una de 5,5 pulgadas P-OLED. Frente a esto, aumenta la resolución que alcanza los 1080p, un auténtico logro para un terminal que recordemos, ahora se puede doblar más que nunca. Y es que se puede torsionar en un arco de 400 a 700 mm de radio, tanto por delante como por detrás, incluyendo también de forma independiente las partes superior e inferior del dispostivo. En teoría, el diseño del LG G Flex 2, que repite la forma cóncava del anterior modelo, mejora la comunicación ya que se adapta mejor al contorno de la cara.

Finalmente, lo único que nos queda por ver son sus dimensiones que se han fijado en el nuevo modelo en 149.1 x 75.3 mm, con un grosor en su parte más delgada de 7.1 mm y de 9,4 mm para la más gruesa. Por su parte el anterior LG G Flex ofrecía, en un formato similar, 160.5 x 816 mm de ancho y largo por  7.9 y 8.7 mm de grosor. Es decir, en general es más fino, pero en su parte más gruesa supera a su antecesor. Ahora bien, la “chepa” del botón LG en la parte trasera ha desaparecido y el nuevo LG G Flex 2 tiene una superficie uniforme, aunque sigue manteniendo el botón.

G-Flex2_1

El primero con Snapdragon 810 de forma oficial

Está claro que lo que más destaca frente a su antecesor es que lleva en su interior, y es el primero que lo anuncia oficialmente, eso ya no se lo puede quitar nadie, el Snapdragon 810, el octa-core de 64 bits que tanto dará que hablar en 2015. Recordemos que su antecesor ofrecía un Snapdragon 800, uno de los más notables en ese momento, un quad-core a 2,2 Ghz. Lo más curioso es que pese a que el nuevo chip de Qualcomm permite llegar a los 4 GB, LG ha mantenido los 2 GB del modelo original, aunque ahora es LPDDR2, mucho más eficiente y rápida, y añade 16 o 32 GB como modalidades de almacenamiento, aunque ahora es ampliable mediante microSD.

LG G Flex vista frontal

Por otra parte, aunque en el apartado gráfico parece que repite la cámara de 13 MP, pero en realidad estamos ante una muy diferente en el LG G Flex 2. Directamente heredada del LG G3, cuenta con estabilizador óptico de imagen OIS y autofoco láser, elementos de los que carece el modelo anterior. Eso sí, lo que si se repite es la frontal de 2,1 MP.

Android con el toque especial de LG

Pasamos al sotfware  y pese a que el LG G Flex actualizaba a Android 4.4 KitKat, está por confirmarse que contará con Android 5.0 Lollipop, que será el sistema de serie en el LG G Flex 2. Pese a su menor tamaño, también ha mejorado la batería que ahora llega a los 3.000 mAh frente a los 2.200 mAh del modelo anterior. Además de las comunes como el Knock Code, que están dentro de la LG UIX, el nuevo LG G Flex 2 va a recuperar aspectos como el Gesture Shot, Gesture View o el Glance View.

Captura de pantalla 2015-01-05 a las 16.43.36

Aun, como precio oficial podemos encontrar el LG G Flex en la página de la marca coreana por 799 euros, que se rebajan sensiblemente si optamos por algún distribuidor como Amazon. El nuevo LG G Flex 2 no tiene precio oficial aún, pero es probable que esté en un rango similar al de su anterior edición.