Microsoft retira 1.500 aplicaciones fraudulentas de la Windows Phone Store

Escrito por José López
Windows Phone

Todas las tiendas de aplicaciones tienen problemas con las aplicaciones fraudulentas, valga la redundancia. No obstante, en el caso de la Windows Phone Store, el problema está creciendo a un ritmo alarmante, algo que ha provocado que Microsoft comience a tomar medidas. Además de eliminar 1.500 apps de la tienda, ha incluido cambios en su política para evitar los engaños.

Hace una semana os trajimos un artículo en el que veíamos como la tienda de aplicaciones Windows Phone Store estaba repleta de aplicaciones fraudulentas, algo que últimamente estaba causando bastantes problemas a los usuarios debido al cada vez mayor número de usuarios del sistema operativo. Pues bien, Microsoft ya ha comenzado a tomar cartas en el asunto eliminando más de 1.500 aplicaciones y aplicando cambios en su política de certificación de aplicaciones.

En lo que concierne a las aplicaciones, Microsoft ha retirado ese número tan elevado debido a que los desarrolladores detrás de éstas rechazaron aceptar las nuevas políticas de la compañía, lo que demuestra claramente que la mayoría de ese software no era desarrollado precisamente para facilitar la vida a los usuarios de Windows Phone. Además, Microsoft ha indicado que estará “encantada” de devolver el coste de aquellas apps que hayan sido descargadas como resultado de un título o descripción erróneos y también ha pedido la colaboración de todos los usuarios mediante el enlace “Reportar problemas a Microsoft” de la tienda.

Windows-Phone-Store-logo

A lo que nuevas políticas se refiere, la compañía ha optado por dejar claros los cambios mediante tres sencillas “reglas”. Por una parte, el nombre de la aplicación y su descripción deben ser un fiel reflejo de la funcionalidad de ésta, aportando la máxima información posible de forma clara y precisa. Por otra parte, debe estar categorizada correctamente dependiendo del objetivo principal de la aplicación y por último, todos los iconos deben ser diferentes para evitar equivocaciones a los usuarios.

Estas políticas de la Windows Phone Store están siendo aplicadas tanto a las aplicaciones existentes cuando éstas son actualizadas como al nuevo software que poco a poco llega a la tienda. De esta forma, Microsoft espera acabar con el problema de las aplicaciones fraudulentas de raíz, algo de lo que también tendrán que aprender Google y Apple.

Vía Windows