Samsung Galaxy Gear 2 y Gear 2 Neo, filtrados por sorpresa

Android

Los ‘wearables’ están de moda y ya no cabe la menor duda de que la segunda generación del smartwaych de Samsung llegará en 2014. Y si creías que lo habías visto todo, déjate llevar por estas primeras imágenes que acaban de filtrarse y están todavía calentitas. Estamos hablando de los Galaxy Gear 2 y Gear 2 Neo.

Y como siempre, ha sido @evleaks la que ha llevado a cabo este ritual que consiste en que nos enteramos antes de tiempo de las cosas y, encima luego, se cumplen a rajatabla. A través de su cuenta de Twitter (¡cómo no!) ha dejado esta imagen que tenéis justo debajo, donde pueden verse los dos modelos de smartwatch de los coreanos.

Se trata de los Galaxy Gear 2 y Gear 2 Neo, dos modelos que Samsung pondrá a la venta a lo largo de este año 2014 y que tendrán objetivos distintos ya que cubrirán dos segmentos de precios muy diferentes. Este hecho tendría todo el sentido toda vez que la primera generación de este Galaxy Gear tuvo un precio que muchos consideraron como ‘excesivo’.

Gear_2_Gear_2_Neo

¿Qué tienen de nuevo estos Galaxy Gear 2 y Gear 2 Neo respecto del modelo de octubre de 2013? Pues a simple vista dos elementos muy destacables: el botón ‘Home’ y la posición de lo que parece ser una cámara destinada a las videoconferencias.

Es curioso que Samsung haya decidido incorporar ese botón (Home) para acceder a la pantalla principal cuando todos los rumores apuntan a que el nuevo Galaxy S5 podría prescindir de él, por primera vez en la gama de ‘buques insignia’ de los coreanos. Pero para los que hayan probado este smartwatch verán que ésta es una decisión más que lógica y un recurso muy útil para volver rápidamente a la pantalla de inicio del reloj.

A la espera del próximo ‘Unpacked’ de Samsung, estaremos atentos por si aparecen nuevos datos que confirmen las diferencias entre estos dos Galaxy Gear 2 y si, de verdad, el Gear 2 Neo será de los dos smartwatch filtrados el que tendrá un precio mucho más competitivo. ¿Vosotros qué creéis?

Escrito por Iván Martín