CyanogenMod alcanza las 10 millones de instalaciones

Android

El panorama Android tiene algunos nombres que son ya un clásico y en el caso de CyanogenMod es uno de ellos. La ROM más descargada de todas las que podríamos considerar como no oficiales y que no pertenece a ningún fabricante de dispositivos móviles, alcanza una cifra que seguramente pondrá muy felices a sus creadores.

El caso es que en la página oficial de CyanogenMod podemos ver que han superado en las últimas 24 horas la cantidad de 10 millones de instalaciones a lo largo de toda la historia de esta ROM que, recordemos, se estrenó con su primera versión basada en Android 1.5 (Cupcake) allá por el año 2009.

En la actualidad, la versión más reciente (y estable) es la 10.2 basada en Android 4.3 Jelly Bean aunque existen otras muchas ‘nightly’ con la base de la 4.4 KitKat de los de Mountain View que siguen en proceso de desarrollo para muchos modelos de móviles. Es más, hasta hoy, son más de 80 los modelos de smartphones en los que podremos instalar alguna de estas ROM CyanogenMod.

CyanogenMod instalaciones dic-2013

Como curiosidad, os dejamos el listado (debajo) de versiones más populares de CyanogenMod con el Top 10 de ROM más instaladas y, como dato añadido, los smartphones que más se han utilizado para cambiarles la cara con alguna de estas ‘releases’.

Instalaciones Cyanogen

Los cuatro primeros modelos de móviles (columna derecha) pertenecen a Samsung y son, por este orden, los Galaxy S, Galaxy S2, Galaxy S3 y Galaxy Cooper. Otro dato importante es que parece que el número de usuarios que utilizan estas ROM para hacer probaturas es muy elevado. No en vano, como podéis ver en el listado de la izquierda, las versiones ‘nightly’ son de las más instaladas. Recordad que las versiones ‘nightly’ no son ‘releases’ finales y aunque suelen funcionar, no están exentas de problemas de funcionamiento.

Veremos a ver qué tal les va a estos chicos de CyanogenMod cuando su ROM se convierta en una instalación oficial para smartphones, como en el caso del Oppo N1.

Escrito por Iván Martín